Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El OCB reacciona en La Coruña

El Liberbank Oviedo corta su racha de cuatro derrotas imponiéndose en Riazor en un partido en el que Coggins y Nuutinen dieron un paso al frente

9

Victoria del Liberbank Oviedo en La Coruña

El Liberbank Oviedo se tomó un respiro ayer en La Coruña ganando un partido que estuvo apretado durante los cuarenta minutos y que supo cocer a fuego lento hasta sumar una victoria de una enorme importancia. Una reacción que fue más allá del triunfo y que se tradujo en una

Para sacar adelante este partido ante el Leyma Coruña fue decisivo que algunos de los jugadores que tienen que tirar del carro, como Matti Nuutinen y Tre' Coggins, ayer sí que lo hicieron, sobre todo en momentos calientes del partido. Una canasta de Coggins a poco más de un minuto del final devolvió a seis la diferencia (71-77) para el Oviedo cuando Coruña se le acercaba peligrosamente. Lo mismo que un triple posterior de Matti Nuutinen después de que, a falta de 28 segundos, el Leyma Coruña se pusiera a tres puntos (74-77). Estos jugadores se sumaron a los de siempre, Álex Reyes (20 puntos), Oliver Arteaga (15 puntos y 8 rebotes) y Jakstas (7 puntos), que, sobre todo los dos primeros, volvieron a rendir a un gran nivel. El que no pudo hacerlo fue Víctor Pérez, que se unió a Devin Wright en la lista de bajas por enfermedad.

La imagen del equipo, diferente a la de los partidos anteriores, estuvo respaldada por un acierto que no tuvieron en los anteriores partidos (8 de 18 en triples y 18 de 36 en tiros de dos). Una victoria que es solo un paso en la mejoría, puesto que el equipo asturiano aún tiene muchas cosas que pulir y muchas facetas en las que crecer. Necesitan más de Guim Expósito, que ayer sumó tres faltas en muy poco tiempo y ya no volvió a jugar después, y deben también buscar una solución al problema en el rebote defensivo. El Coruña les cogió ayer 16 rebotes en ataque y el miércoles anterior el Castelló, 19. Demasiados en los dos casos.

El triunfo es también un bálsamo para el Liberbank Oviedo porque, además de darle algo de oxígeno en la clasificación, le permite afrontar con más tranquilidad el duelo del sábado (18.30 horas) ante el Palencia, equipo que dirige Carles Marco, exentrenador del Oviedo Baloncesto, y que es segundo tras encadenar seis victorias seguidas. Un día para que Pumarín vista sus mejores galas para recibir al entrenador con el que ganaron la Copa Princesa y para enfrentarse a un rival que les ha eliminado en tres ocasiones en el play-off de ascenso a la ACB. Es el momento de que la grada empuje a un equipo que ha comenzado dubitativo la temporada y que necesita terminar de encontrar su camino.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats