05 de noviembre de 2019
05.11.2019

Europa para tomar aire

El Barça, tocado por la derrota frente al Levante, afronta la visita del Slavia con la necesidad de encarrilar la clasificación

05.11.2019 | 01:28
Ernesto Valverde, entrenador del Barcelona.

Apurado en la Liga, pese al liderato, el Barcelona se refugia en Europa para lamerse las heridas de la estrepitosa derrota del sábado frente al Levante. Fue la tercera del campeonato, tantas como en toda la temporada pasada. "Perder genera marejada y te obliga a reaccionar", reflexionó el técnico del Barça, Ernesto Valverde, señalado como después de cada tropiezo. Y prudente ante la visita del Slavia de Praga, que pese a ser colista de grupo ya ha dado un susto en Milán (1-1 frente al Inter) y apretó hasta el último segundo en su campo al Barça (1-2).

"Es un rival que mantiene sus señas de identidad juegue donde juegue. Es lo que ha hecho hasta ahora. Un equipo ofensivo que intenta llegar muchas veces al área rival y con un gran despliegue físico", destacó Valverde en su análisis del Slavia. Además del golpe psicológico de la derrota en Valencia, Valverde tiene el contratiempo de la lesión de Luis Suárez, que podría abrir la puerta de la titularidad a Dembélé. "Cada uno tiene que buscar su sitio, pelearlo y, cuando juega, luchar por mantenerse. Le pasa a Ansu, a Piqué... y también a Dembélé", precisó Valverde.

El técnico barcelonista también tuvo que contestar a una pregunta sobre Riqui Puig, el cenrocampista del Barça B que plantea su salida como cedido si no cuenta con minutos en el primer equipo: "Yo no sé realmente lo que puede pasar en el mercado de invierno. Tenemos mucha gente en el medio del campo y eso, claro, es un hándicap. Pero Riqui Puig es un gran talento que seguro que acabará jugando en el Barça, aunque no sé cuándo", concluyó.

Valverde asume que cuando se pierde "siempre se mira al entrenador como máximo responsable", pero prefiere ver la derrota frente al Levante como un tropiezo aislado: "Es cierto que, a principios de temporada, no estuvimos muy bien, sobre todo fuera de casa, pero luego tuvimos una racha de tres partidos seguidos ganando fuera. A ver si lo del Levante se queda en una piedra en el camino y volvemos a ganar fuera como en los anteriores tres partidos", indicó.

Además, Valverde tampoco cree que en su equipo falten jugadores que tiren del carro cuando el partido se tuerce. "¿Si hay falta de liderazgo? Hubiese sido una buena pregunta para hacerla después del partido frente al Inter, cuando el equipo remontó tras ir perdiendo por 0-1. Este equipo ha remontado muchos resultados adversos". Y no cree que estas dificultades tengan que ver con "lo que pasó en Roma y Liverpool. No tengo en cuenta las razones parapsicológicas de las derrotas".

El entrenador del Slavia de Praga, Jindrich Trpisovsky, no espera un Barça deprimido: "Después de una derrota siempre estás más alerta, y ningún equipo quiere perder dos partido seguidos. Es un partido de 'Champions', juegan ante su afición y sacarán lo mejor de sí", señaló el técnico checo, que de todas formas confía en su equipo: "Les podemos hacer daño futbolístico, por supuesto, y ningún equipo está contento cuando está a la defensiva y sin tener la pelota. El Barça es el mejor de su liga y nosotros somos el número uno en la República Checa y no nos gusta estar arrinconados. Intentaremos atacar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Tamara Jiménez, del césped al Pizza Hut

La jugadora del Fundación Málaga CF se incorpora a la plantilla de empleados de esta pizzería situada en el Centro Comercial Vialia de Málaga