Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Avilés solo tiene catorce jugadores disponibles, menos que el año pasado

Pandiani, que lleva jugando un mes lesionado, arriesgará para no dejar sin centrales al equipo sobre el césped de Les Caleyes

Nico Pandiani, en el duelo contra el Covadonga.

Nico Pandiani, en el duelo contra el Covadonga. RICARDO SOLÍS

A finales de octubre del año pasado, el Avilés despidió a Kevin y Jordan, dos delanteros franceses de los muchos que aterrizaron en el Suárez Puerta durante la dirección deportiva de Alain Menéndez. En aquel momento, el Avilés de Juanma Castañón atravesó el momento más duro de la temporada con

Hoy el panorama del Avilés de Norte Proyectos es considerablemente peor que entonces. Entre sanciones, lesiones y bajas César Gálvez solo tiene 14 jugadores disponibles para afrontar el más difícil todavía. Tratar de ganar al Lealtad en Les Caleyes, un equipo el maliayo que lleva sin perder en competición regular temporada y media.

Y la cosa puede ir a peor. Nico Pandiani lleva jugando un mes con dolores en el abductor. Se teme que tenga una rotura. La pasada semana, en la previa contra el Vallobín, el central uruguayo no se ejercitó. Jugó porque no quedaba más remedio. Está a la espera de una ecografía para valorar su estado.

La voluntad del jugador es forzar para estar contra el Lealtad. De no ser así, el Avilés no tendría centrales para medirse al líder de la Tercera División. A la lesión de Borja Granda, que no jugará en lo que queda de curso, hay que sumarle la sanción por ciclo de amarillas que cumple esta semana Álvaro Peñalver.

A estas bajas hay que añadirles las ya conocidas: Borja Granda, Castaño, Ricky e Imanol, el cual se someterá a una revisión mañana para saber si tiene roto el menisco. De ser así, el sevillano estará fuera de los terrenos de juego prácticamente hasta Navidad.

Solo un portero

La plaga de bajas también llega a la portería. Con la salida de Javi Torres, el Avilés solo tiene a Piquero para defender su meta. Kyle Parks, el portero que estaba a prueba desde hace semanas, no se quedará. Y no lo hará primero porque no ha convencido en demasía y, segundo, porque el futbolista rechazó seguir entrenando hace algunos días. No volvió a aparecer por La Toba. La llegada de un portero suplente en los próximos días parece complicada. Más que nada porque el club ha pedido al juvenil un meta para que acuda al partido contra el Lealtad. El elegido será el descarte del División de Honor, que juega en Santiago de Compostela. El juvenil no cederá jugadores para los entrenamientos, porque al ser por la mañana los jugadores tienen clase.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats