10 de noviembre de 2019
10.11.2019

El Marino gana en el diluvio

El conjunto de Oli logró un importante triunfo ante el Sanse en un choque marcado por la lluvia que casi hace suspender el duelo

10.11.2019 | 00:31
Los jugadores del Marino celebrando ayer uno de los goles.

El Marino de Luanco logró un importante triunfo en un partido disputado bajo el diluvio. Tanto fue así, que el árbitro del encuentro tuvo que parar el duelo unos minutos tras el primer gol luanquino, y, posteriormente, el descanso se alargó casi a media hora mientras se adecuaba el terreno de juego y se pintaban las líneas.

Desde el pitido inicial se vio que el fútbol de toque iba a brillar por su ausencia. Ambos equipos optaron por lo práctico: desplazamientos en largos y confiar en los errores del contrario a la hora de conjurar el peligro. Eso sí, los de Oli llevaron la iniciativa.

La primera oportunidad de gol se produjo tras un centro de Mikel, de los más destacados de los luanquinos, al que no llegó por muy poco Saha. Después, Saha y Mika se estorbaron en otra acción ofensiva. El delantero africano se resarció pasada la media hora de juego. Fue cuando aprovechó una asistencia de Mika, a centro de Mikel, para marcar el primero.

Tras el largo descanso, los madrileños pidieron el aplazamiento del choque, mientras que el Marino optó por seguir. Así lo decidió el árbitro, después de que se adecuara Miramar. En el segundo tiempo, el Sanse parecía estirarse, pero sin crear peligro a Javi Porrón. El meta local solo tuvo que intervenir en un centro de Joel.

Los luanquinos tuvieron una buena oportunidad para ampliar la ventaja pasada la hora del partido. Fue con un tiro de Mikel. Se marchó alto. Más tarde, Mika tuvo una clara oportunidad tras un despeje erróneo del meta madrileño. Pero se resbaló en el momento de definir con la portería vacía.

Porrón brilló en el minuto 79 enviando a córner un tiro lejano de Raúl. Y poco después llegó el segundo del Marino. Fue tras un derribo a Lora en el área que el árbitro interpretó como penalti. El capitán Guaya lo transformó con un potente zurdazo que aleja al Marino de los puestos de descenso a Tercera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Sin emoción, no hay fútbol

Manu Vallejo y Rubén Sobrino, jugadores del Valencia CF, clausuraron el Área Movistar LaLiga con una respuesta multitudinaria