10 de noviembre de 2019
10.11.2019

El mejor Círculo del año

Los gijoneses firman su mejor encuentro en lo que va de temporada ante un rival de altura, el Igualatorio Cantabria

10.11.2019 | 00:32
Puondak machaca ante la mirada del cántabro Karahodzic.

Gran victoria, y además de prestigio, del Círculo Gijón en un encuentro en el que sorprendió (88-78) al segundo clasificado de la Liga LEB de Plata, el Igulatorio Cantabria, tras el descanso. A los gijoneses les bastó con un soberbio tercer cuarto para dejar casi sentenciado un partido que comenzó con un continuo ir y venir de golpes, algo que no gustó nada al entrenador local, Nacho Galán.

Un apretado resultado en el primer cuarto hacía presagiar un partido más disputado hasta el último segundo. Pero no fue así. Con un buen Adón y la intermitencia de Portugués y Poyatos echando una mano en la faceta ofensiva, el equipo de Nacho Galán no perdía la cara ante un buen Igualatorio Cantabria. Ukawuba y Puondak acercaron a tan sólo un punto a los gijoneses, pero Bordignon llevó la brecha a los 5 antes del descanso.

Tras la reanudación, llegó la reacción de los de Galán que con un parcial de 11-0 se subieron a hombros de Cantabria. El juego de los locales pasaba por encima a los cántabros sin que estos tuvieran ninguna oportunidad de recomposición. Adón comandaba el juego como nadie antes sobre la cancha. Reynolds machacaba a placer y certificaba la reacción de los locales. Los aplausos se dejaron notar en el Palacio, entregado al juego ofensivo del equipo. Ángel Moro, con una buena participación, sumó lo necesario para que los de Gijón, que se marcharon con un 67-56 al último cuarto, tuvieran la tranquilidad de ver el luminoso de cara.

Pero Nacho Galán no se fiaba lo más mínimo de Cantabria. Los tiros libres penalizaban a su equipo. Dejaron irse al limbo un total de once lanzamientos en todo el parido. "Qué hubiera sido de nosotros si hubiésemos estado más acertados en esa faceta", se preguntó Galán tras el choque. Pues que el Palacio habría celebrado un tanteo cercano a los cien puntos para gloria local. Pero no era lo que el preparador quería. Si dejaban que el marcador se abriese quizás el resultado se hubiera decantado por las filas visitantes.

Así se llegó a los últimos 10 minutos. Un inspirado Adón y un gran Poyatos certificaban la victoria ante el Cantabria, pero estos querían decir algo para terminar. Con un Bordignon que tiraba de los suyos, los centímetros de Karahodzic y un triple de Palazuelos acercaron a sólo dos puntos a los de David Mangas. La conexión Poyatos-Adón sirvió para mantener al equipo y cuando más lo necesitaba el Círculo aparecieron los rebotes de un Javier Menéndez que se crecía bajo el aro. Sumó cuatro en defensa y dos decisivos en ataque que impidieron las contras de los cántabros.

Otro triple del mejor del partido, Adón, mantuvo la distancia en 10 puntos. El dominicano marcó diferencias durante todo el encuentro y así lo refrendaron los datos. Fue el mejor del partido con una valoración de 15, con cuatro triples que levantaron al millar de aficionados que se acercaron al Palacio en una tarde lluviosa y fría como pocas.

Ahora la asignatura pendiente de los gijoneses queda para la próxima jornada en Algeciras: ganar fuera de casa. Con esta victoria el parcial queda 4-5. Buenas noticias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga