17 de noviembre de 2019
17.11.2019
La Nueva España

El Ceares asalta el Antuña

El Caudal sufre su primera derrota de la temporada en un partido que dominó, pero en el que las contras visitantes decidieron

17.11.2019 | 00:08
Moreno, del Ceares, se lleva un balón en la disputa ante el caudalista Keko Roza, con Omar al fondo presenciando el lance.

El Caudal Deportivo sufrió ayer su primera derrota de la temporada. Y lo hizo en su feudo, en un partido que dominó, pero en el que fue a remolque todo el choque, siendo incapaces los mierenses de darle la vuelta, pese a disponer de innumerables ocasiones. El Ceares sí materializó las suyas, y se llevó tres puntos de un estadio, el Hermanos Antuña, que hasta ahora no había visto perder a su equipo en lo que va transcurrido de campaña en Tercera.

Tras unos primeros minutos de toma de contacto, el Caudal inició su dominio territorial, que el Ceares intentaba frenar con contragolpes. No hubo grandes oportunidades, pero el balón era de los de Manolo Simón. Y cuando nadie lo esperaba, sorprendía el Ceares con un polémico tanto, eso sí, de muy bella factura. En el minuto 22, un balón dividido entre Keko Roza y Moreno, se lo llevó este último tras golpear al zaguero del Caudal. El árbitro no señaló la falta, y el propio Moreno empalmó una volea desde fuera del área que se coló por la escuadra de Sergio.

A partir de ahí, el conjunto local inclinó el campo hacia la portería visitante. Casi media hora de ataque constante, en la que Nacho se erigió héroe del Ceares con dos intervenciones sensacionales a disparos de Pinín y Coutado, que el meta despejó de forma magistral. El acoso del Caudal se quedó sin derribo y con el 0-1 se llegó al descanso.

La segunda mitad empezó casi igual. Primeros minutos de dudas, y nuevo golpe del Ceares. Esta vez fue Zucu el que culminó una excelente contra, con un disparo cruzado para batir a Sergio. Minuto 50, y el Caudal tenía que remar.

El segundo tanto visitante espoleó a los de Manolo Simón, que además metió en el campo a toda su artillería. Las ocasiones se sucedía. Cristian con varios disparos, Pinín con un balón al palo, Omar con otro al larguero... Hasta el minuto 75, cuando Jandrín recortaba distancias con un tanto tras recoger un rechace en el área, que además golpeó en un defensa antes de entrar.

Con el 1-2, el Caudal siguió dominando. Yosu Camporro movía al equipo, y Davo primero y Borja Navarro después enviaban sendos balones al palo. Los gijoneses achicaban agua, y trataban de montar contraataques infructuosos. Ya en el descuento, y con el Caudal colgado del larguero de la portería visitante, Ousman, que entró de refresco en la segunda mitad, cazaba un balón en una contra, y en el mano a mano batía a Sergio para certificar el triunfo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.