25 de noviembre de 2019
25.11.2019
La Nueva España

La sexta sinfonía de Nadal

Tras la victoria de Roberto Bautista, el balear remata su extraordinaria semana con el punto que devuelve la Ensaladera al equipo español

25.11.2019 | 00:54

La sexta Copa Davis de España, la primera que lleva el añadido de campeonato del mundo, lleva grabados muchos nombres, pero uno por encima de todos, el de Rafa Nadal. Con su victoria de ayer, la octava de su semana fantástica, completaba la faena que había encarrilado Roberto Bautista, que se sobrepuso a la tragedia familiar de la muerte de su padre para estar con el equipo. Porque, como explicó el propio Nadal, estos éxitos en grupo son los más satisfactorios. Por eso también lo sienten muy suyo el asturiano Pablo Carreño , el madrileño Feliciano López y el catalán Marcel Granollers, con Sergi Bruguera al frente como capitán.

Nadal remató el triunfo al vencer a Shapovalov por 6-3 y 7-6 (7), salvando una bola de set en el desempate, en una hora y 54 minutos, después de que Bautista se santiguase y dirigiese la mirada al cielo recordando a su padre fallecido el jueves, tras derrotar a Auger-Aliassime por 7-6 (3) y 6-3. Nadal quiso homenajearle sobre la misma pista: "He ganado los ocho partidos, pero lo digo con la mano en el corazón: lo que ha hecho Roberto es inhumano"

El primer experimento del nuevo formato de la Copa Davis, después de 119 años de historia, tiene nombre propio: Rafael Nadal. El balear salvó tres eliminatorias (contra Rusia, Argentina y Gran Bretaña) con su concurso en el doble, para alcanzar la final, la décima de España. Firmó ocho victorias, cinco en individuales, sin perder un solo set, y tres de dobles, dos de ellos con Marcel Granollers y uno con Feliciano López.

Ya en la lucha por el título, ante una joven Canadá. Nadal amplió su racha de victorias consecutivas en la Davis, que llega ya a las 29, con una sola derrota, la de su debut contra el checo Jiri Novak en 2004.

Nadal mandó contra Shapovalov, 15 del mundo. Tiró de oficio para sentenciar, sin ceder su saque y concediendo un solo punto de rotura. Antes, la solidez y la veteranía de Roberto Bautista se impuso a la juventud y pujanza de Felix Auger-Aliassime para sumar el primer punto y comenzar la fiesta española en la Caja Mágica. En el primer duelo entre ambos, prevaleció la consistencia. Y Bautista, de 31 años, salió airoso frente a la potencia del tenista de Montreal.

Roberto Bautista fue el primero en abrazar a Nadal, que se lanzó al suelo de espaldas tras ganar el último punto, como suele hacer en los grandes triunfos. Después llegaron Bruguera y el resto del equipo español, que sufrió muchos problemas físicos durante la semana, como destacó el propio Nadal: "Pablo (Carreño) se lesionó en el individual, Marcel (Granollers) en la espalda. Yo he aguantado pero sabiendo que en esta pista para mí es un riesgo, y la afición ha estado increíble. Semana inolvidable para todos nosotros".

Una semana que se cerró con el momento cumbre de la entrega de la Ensaladera por parte del Rey Felipe VI a Sergi Bruguera. Antes, Rafa Nadal había recibido un premio individual como el jugador más valioso de la final. Y como colofón, cuando los integrantes del equipo se quedaron solos en la pista, Nadal fue el autor de un selfi para la historia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Buscador de deportes

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.