Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol | Segunda B

Vuelve el héroe de Sestao

Morilla, autor del gol del ascenso del Marino, recuperado de su pubalgia: "Cuando sea mayor contaré a mis nietos lo que hice"

Morilla, en el primer partido de esta temporada en Miramar, contra el Atlético de Madrid B.

Morilla, en el primer partido de esta temporada en Miramar, contra el Atlético de Madrid B. RICARDO SOLÍS

Emilio Morilla está de vuelta. Tras dos meses en el dique seco por una pubalgia, el defensa del Marino de Luancoya entrena con normalidad con el resto del grupo. Y, aunque no tiene prisa por llegar a su mejor nivel, se muere de ganas por volver a ser importante

Pero ya está otra vez entre los sanos. Y lo hace con el Marino de nuevo metido en los puestos de descenso a Tercera. Tras haber perdido contra el Coruxo en casa, los de Oli frenaron su progresión en Miramar. "Si hubiéramos ganado nos metíamos novenos, que es un puestazo. Este grupo es así, está todo igualado y queremos luchar en cada encuentro", sostiene el jugador, que confía en los pesos pesados del equipo.

"Álex Arias y Luis Morán son jugadores que no eran de Tercera. Son de Segunda B o de categorías más altas. Van a tirar del carro y confiamos en ellos a muerte", sostiene Morilla, que habla maravillas de la plantilla del Marino. "Ha venido gente nueva y joven, y otra contrastada como Lora, que dan un plus a la estructura del año pasado", cuenta.

Morilla estará para siempre en la historia del Marino. Marcó el gol que dio el ascenso a los asturianos a Segunda B contra el Sestao en el partiedo final de la promoción del año pasado. "Cuando tenga 60 años les quiero contar a mis nietos lo que hice con el Marino", asegura ahora un futbolista que regresa, tras dos meses parado, a los terrenos de juego.

El duelo contra el Racing de Ferrol es importante para el Marino. Los de Oli se miden al conjunto gallego mañana en A Malata. Entre ambos equipos hay una diferencia de ocho puntos. Y los ferrolanos están a solo cuatro de la zona de promoción de ascenso a Segunda División. Lo que da buena cuenta de la igualdad que reina en el grupo del Marino.

Una igualdad de la que están pendientes en Miramar. "Debemos llegar a las cinco jornadas del final metidos en la pelea. El partido contra el Racing de Ferrol es importante y hay que intentar sacar los tres puntos de allí", explica Morilla, que ensalza la labor que está haciendo Oli en el club.

"Vivió estas situaciones como jugador y sabe que hay que estar tranquilo. Eso es lo que nos intenta transmitir todo el tiempo. Eso y que lo que va a salvar a este equipo es el esfuerzo diario", relata Morilla. Eso, el esfuerzo, no se le puede discutir al Marino en su vuelta a la Segunda B.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats