"Hay una normativa injusta de la que se ha beneficiado el Barcelona". Javier Aguirre, entrenador del Leganés, explotó ayer después de que el conjunto catalán pagara la cláusula de rescisión de Braithwaite y los pepineros no tengan ahora la opción de reforzarse. "Ya no sé qué inventar, se me acabaron los conejos de la chistera. Nos chingaron. Somos los últimos y encima nos zumban jugadores", lamentó.