Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hijo De Esther

Mecachis

El pasado jueves pregunté quién pitaba al Madrid en el campo del Levante y me contestaron que Hernández Hernández. Dije: "Mecachis" -bueno, no dije "mecachis", pero vamos a suponer que la expresión fue "mecachis" pese a que a la bellísima Julia Roberts le causara mucha risa que Hugh Grant en

Sergio, yo te lo explico. Hernández Hernández anuló un gol a Bale en el Camp Nou que suponía la victoria porque consideraba que Bale, un bigardo que domina el juego aéreo, se había apoyado en Jordi Alba, conocido en el mundo del fútbol por su velocidad, sus malos modos, su chulería y, para el caso que nos ocupa, su falta de altura. Amén de una patada de Luis Suárez a Varane en un Clásico que supuso un gol para el Barcelona y que Hernández Hernández no pitó pese a que el cuarto árbitro le avisó por el pinganillo, cosa que demostró Cuatro un día después al repasar las imágenes. Solo dos ejemplos flagrantes aunque el árbitro tiene muchos silbatazos que decoran su trayectoria antimadridista.

Sergio ya lo sabe, pero yo se lo recuerdo. Hernández Hernández y algunos más son declarados antimadridistas y hacen gala de serlo con sus decisiones, así que si el lector que me sigue leyó la columna de la semana pasada retiro lo dicho. En algunos casos como los citados no es que los árbitros sean malos, que lo son, es que además de malos pitan mal de forma voluntaria y eso ya duele más y me obliga constantemente a decir "Mecachis".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats