01 de marzo de 2020
01.03.2020

El OCB se acerca al abismo

La derrota frente al TAU Castelló en Pumarín deja al Liberbank a dos victorias para salir del descenso

01.03.2020 | 00:57
Francis Alonso lanza a canasta.

El Liberbank Oviedo es ahora mismo un púgil que tiene cierta capacidad para dar buenos golpes, pero al que un buen derechazo del rival lo manda definitivamente a la lona. Lo volvió a demostrar ayer, en la derrota ante el TAU Castelló, cuando tras un buen comienzo lograron coger una renta de diez puntos (50-40 a 6 minutos de acabar el tercer cuarto) que tardaron poco más de tres minutos en desperdiciar. Y una vez que el TAU Castelló se puso por delante ya no hubo capacidad alguna de reacción.

La situación clasificatoria -está a una victoria del Lleida, que tiene a su favor el basket-average de salir del descenso-, la empecinada mala fortuna que rodea al club -ayer por la mañana Matti Nuutinen se levantó con paperas y causó baja- y detalles como el esperpéntico arbitraje que ayer perpetraron Asier Quintas, Alejandro López y Víctor González en Pumarín no hacen más que sumar contratiempos a un equipo muy débil, que los acusa exageradamente y que enseguida pierde el norte. Ni el empuje de la afición, volcada con su equipo, sirve a los de Javi Rodríguez para tener algo de confianza cuando la situación se complica.

La puesta en escena fue algo extraña, con un intercambio de golpes en el que Castelló sacaba partido del físico del exjugador del OCB Juan García y el equipo local aprovechaba la buena racha de un Geks muy acertado desde el triple. Poco a poco se fueron metiendo en el partido otros jugadores, como los debutantes Nick Washburn, que dejó constancia de su buena mano, y Francis Alonso, alguien que al menos se atreve a intentarlo cuando las cosas se ponen difíciles.

La decisión de Javi Rodríguez de darle el mando del equipo a Jorge Sanz, que cumplió correctamente con el cometido, también plantea la pregunta de qué sucede con Sergio Llorente, quien por talento debía ser el base titular. Los minutos que tuvo dejaron claro que su cuerpo está en un lugar, ayer en Oviedo, y su cabeza en otro distinto. El que sí estuvo para llevar a su equipo, en este caso el Castelló, a la victoria fue Joan Faner, un base con inteligencia y oficio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.