Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las regulaciones temporales de empleo llegan a los clubes asturianos

El Oviedo Baloncesto y el Marino de Luanco barajan ya la posibilidad de recurrir a las extinciones de trabajo | Los presidentes de ambas entidades abogan por dar por finalizadas las ligas y "empezar de cero"

Las regulaciones temporales de empleo llegan a los clubes asturianos

Las regulaciones temporales de empleo llegan a los clubes asturianos

El parón por el coronavirus está haciendo mella en las mermadas economías de los clubes modestos. La falta de actividad de los clubes está provocando la lógica merma de ingresos y en Asturias algunos de ellos, caso del Marino de Luancoy el Oviedo Baloncesto, no descartan la posibilidad de

En el fútbol asturiano, los dos máximos representantes de Segunda B, el Marino y el Langreo -los otros dos son Oviedo B y Sporting B- tienen posturas contrarias al respecto. Mientras el presidente del Marino, Luis Gallego, admite abiertamente que no descarta esa posibilidad, el presidente del Langreo, Víctor Fernández Miranda, la rechaza, al menos en este momento.

Luis Gallego asegura que su club maneja el presupuesto más bajo de toda la Segunda B, en torno a los 550.000 euros, cuando la gran mayoría de ellos sobrepasa el millón de euros. El presidente del club luanquín señala que, "dentro de las lógicas apreturas económicas, el tema está controlado. No obstante, tenemos unos asesores laborales que nos aconsejan los pasos que tenemos que dar en estos momentos en los que estamos parados; no tenemos ningún tipo de actividad y necesitamos la colaboración del Estado y del Gobierno. Somos un club que está al día en sus pagos y tenemos capacidad para resistir y aguantar porque tenemos algo de dinero guardado. No obstante, la posibilidad de recurrir a un ERTE no la descartamos, nos acogeremos a todo lo que la ley nos permite". La plantilla de jugadores del Marino está formada por 19 futbolistas, 16 de ellos profesionales y 3 amateurs.

Luis Gallego considera que la situación generada por la crisis del coronavirus es muy grave y ve "muy complicado que la Liga se pueda reanudar. Se están suspendiendo las competiciones en muchos deportes y el rumbo de la crisis sigue siendo muy incierto. No sabemos cuándo va a finalizar y así es imposible establecer cualquier plazo para poder disputar lo que resta de temporada. Además, hay que tener en cuenta que, una vez se normalice la situación, los equipos necesitarán al menos dos o tres semanas para hacer una pretemporada. Luego, se tendrá que jugar por semana, y el 40% de la plantilla trabaja en otra actividad; yo lo veo muy difícil". Por todo ello, Luis Gallego es partidario "de dar la Liga por perdida y empezar de cero la próxima temporada. Lo primero es solucionar el problema, el fútbol es secundario".

Por su parte, el presidente del Oviedo Baloncesto, Fernando Villabella, tampoco descarta la posibilidad de recurrir al ERTE. "Sería una ayuda importante para nuestra economía. Con lo que estamos viviendo, será rara la empresa que no se acoja a esa posibilidad". El presidente del Oviedo Baloncesto, un club con un presupuesto que ronda los 800.000 euros, de los cuales casi 700.000 son para el primer equipo, reconoce que "estamos echando cuentas y lo primero será comunicarlo a la plantilla".

Villabella destaca que la Federación Española de Baloncesto "debería tomar una decisión sobre las competiciones. Diecisiete ligas ya están suspendidas en Europa, y no sé a lo que se está esperando". El presidente del Oviedo Baloncesto lo tiene claro y aboga "por anular las competiciones. Luego habrá que regular los ascensos y descensos, pero se debería tomar una decisión ya y luego pensar lo que se puede hacer de cara al futuro". Villabella considera "muy probable que no se acabe la competición. Solo hay que mirar lo que está sucediendo en Italia, porque en España iremos detrás".

Por otro lado, el presidente del Langreo, Víctor Fernández Miranda, aseguró que su club "no contempla en estos momentos la posibilidad de solicitar un ERTE. Con las ayudas de la Federación, que tenemos pendientes de cobrar, la subvención municipal y la de algunos patrocinadores cubriremos el presupuesto".

El presidente langreano aseguró que su club maneja un presupuesto de 410.000 euros para la primera plantilla. "Nuestros asesores laborales no se plantean ahora recurrir al ERTE, aunque no sabemos cuánto va a durar esto".

Víctor Fernández Miranda considera que las competiciones "van a finalizar; esa es la postura de la Federación, y creo que así será. Tenemos los meses de mayo y junio para jugar y creo que llegaremos a tiempo. Lo que urge ahora es solucionar el grave problema que tiene toda la población".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats