Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol | La fiesta de los modestos

El salto desde el filial se acorta

Llanera B y Condal B ensalzan el beneficio de su ascenso a Primera Regional: "Ayudará al equipo de Tercera, estarán mejor preparados"

Los jugadores del Condal B, celebrando el ascenso.

Los jugadores del Condal B, celebrando el ascenso. LNE

En apenas un lustro el Llanera pasó de ser un desconocido del fútbol regional a vivir su momento más dulce. Un club que vivió a caballo entre Primera y Segunda Regional, saltó por primera vez en su historia hace una década a Preferente. Y hace cuatro años llegó el debut en Tercera del primer equipo. Ahora, para un equipo acostumbrado a pelear durante años en los dos últimos peldaños del fútbol senior asturiano, el momento actual les hace estar como en una nube. El primer equipo peleará por subir a Segunda B, con un play-off que disputará el mes que viene. Y el segundo ya puede celebrar su salto a Primera Regional, con apenas dos años de vida.

"Fue justo el ascenso, estuvimos todo el año entre la primera y la segunda plaza. Era merecido y estoy convencido de que lo hubiéramos conseguido en el campo", explica Miguel López Cedrón, exfutbolista de Sporting y Oviedo, y actual presidente y director deportivo del Llanera. "La clave ha sido la mezcla de juventud y veteranía en el equipo. Todo se compenetraron muy bien. Y con el buen trabajador del entrenador salió una temporada redonda", recalca el presidente del conjunto del Pepe Guimarán.

El Llanera acabó la temporada empatado a puntos con el Juventud Estadio. Y aunque en principio tenían la primera plaza, debido a que tenían mejor diferencia de goles general, la Federación decidió que fuesen los ovetenses los primeros, tomando como referencia que habían vencido en el duelo disputado entre ambos en la primera vuelta. No obstante, con la propuesta actual, pendiente de ratificar, ascienden también los equipos situados en el play-off. "Hubiera sido una tremenda injusticia que no ascendiésemos", cuenta Miguel López.

El filial de categoría regional se recuperó la temporada pasada tras haber desparecido. Ahora, al jugar en Primera Regional, beneficiarán al primer equipo. "Es un ascenso muy positivo para que haya un salto menor, para tirar de ellos en cualquier momento. Este año subieron cuatro del equipo B y otros cuatro juveniles al de Tercera. La idea para el año que viene es tener una plantilla corta y tirar de ellos", subraya el presidente. El mismo beneficio que el Llanera lo tendrá el Condal, con el segundo ascenso de la historia de su equipo B a Primera Regional. "Es una sensación de alegría inmensa. Es un ascenso, sea como sea. Es cierto que nos gustaría haberlo logrado en el campo, donde creo que estábamos en condiciones de conseguirlo. Pero el ascenso queda ahí y hay que celebrarlo cuando se pueda", cuenta Pedro González, entrenador del equipo noreñense.

Compartir el artículo

stats