10 de junio de 2020
10.06.2020
La Nueva España

El Colloto llora a Michi, "un líder y un ejemplo"

Los jugadores del equipo acudieron a despedir a su compañero, fallecido a los 15 años

10.06.2020 | 00:51

Un día triste para los integrantes de la Sociedad Deportiva Colloto, que rindieron una emotiva despedida a su compañero Michi Álvarez, jugador del equipo cadete, de tan solo 15 años, que falleció tras sufrir una leucemia que le había sido diagnosticada a comienzos de la presente temporada. "Era un líder, un ejemplo y una persona muy madura", destacaron los integrantes de la plantilla, que asistieron al velatorio instalado en el tanatorio El Salvador, en Oviedo.

La de Michi Álvarez, joven de la localidad de Faro, es una historia de lucha contra la enfermedad. "Cuando le diagnosticaron en octubre nos dolió, pero su fallecimiento ha sido un palo tremendo", explicaba Ariel Rubio, capitán del equipo cadete, en representación del resto de jugadores.

Su entrenador, Darío Pidal, le recordaba como "un cacho de pan". Algo con lo que coincidían sus compañeros, que destacaban su carácter de "líder" y su "madurez" respecto al resto. La convivencia entre ese grupo de jugadores siempre había sido muy buena. "Éramos una piña". Llevaban juntos muchos años. En concreto, Álvarez había militado en el club "desde prebenjamín".

Por ello y por las mil historias que vivieron juntos, las lágrimas resultaban inevitables. Muchos de ellos no podían ni hablar, sumergidos en un llanto desconsolado. Como homenaje, la plantilla del cadete tiene previsto retirar su dorsal. "Nosotros nunca volveremos a utilizar el número 8. Ese es suyo. Mientras estemos con este entrenador y todos juntos, lo mantendremos", subrayaba Rubio.

Presente a la puerta de la capilla, su padre, José Miguel Álvarez, no conseguía articular palabra, emocionado por el cariño que le mostraban los jóvenes. Y es que, ante todo, Álvarez era un gran apasionado del fútbol: "Un tipo serio, pero que también hacía bromas". Un chaval "bueno", que cuando enfermó de leucemia recibió todo el apoyo del club, en el que tantos años había pasado.

Estas muestras de cariño comenzaron ya en noviembre. Entonces recibió un homenaje por parte de sus compañeros. Fue en una jornada de la competición que se suspendió por el temporal, lo que no evitó que los jugadores del cadete se desplazaran al polideportivo de la localidad para mostrarle su apoyo, con unas camisetas que lucían el lema: "Ánimo, Michi. Te esperamos pronto", además de entregarle otros recuerdos en el equipo.

El mundo del fútbol asturiano también ha mostrado su apoyo a la familia, teniendo un recuerdo para el joven: "Era un gran oviedista y se trata de una dura pérdida. La familia tiene todo nuestro cariño y apoyo, y el fútbol, en momentos así, está para unir", dijo Manuel Paredes, vicepresidente del Oviedo, que acudió ayer al tanatorio en representación del club azul.

Una muestra más de cariño hacia un jugador que no caerá en el olvido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.