DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MARÍA PALOMO. | JUGADORA DEL LIBERBANK GIJÓN

"El Liberbank Gijón ya quiso ficharme hace dos años"

"Soy una pivote que le gusta trabajar para el equipo, defender fuerte y salir al contraataque"

María Palomo, con el uniforme de la selección española.

María Palomo, con el uniforme de la selección española. M. P.

María Palomo llega al Liberbank Gijón con un prometedor futuro por delante. A sus 20 años, esta pivote cuenta con experiencia en la Liga Iberdrola y busca mantener su progresión en un equipo que aspira a seguir luchando por las posiciones cabeceras y en el que tendrá como entrenadora a Cristina Cabeza, quien ya la dirigiera las dos últimas temporadas en el Alcobendas. Su reto es sustituir a Shula Gavilán o Leticia Cobo que han ofrecido un gran rendimiento.

- ¿Cuál ha sido su trayectoria hasta ahora?

-Empecé en el Sanse de Madrid en el que estuve hasta juveniles. Y con ellos quedé numerosas veces campeona de Madrid y una vez campeona de España y dos subcampeona. Luego, las dos últimas temporadas fiché por el Alcobendas, con el que jugué en la División de Honor. También estuve en la selección nacional Promesa, la juvenil y la junior.

- ¿Cómo se gestó su fichaje por el Liberbank Gijón?

-La verdad es que el Liberbank Gijón ya quiso ficharme hace dos años pero como tenía contrato con el Alcobendas preferí cumplirlo. Ahora me han vuelto a llamar y con lo que ha pasado en Alcobendas decidí que era el momento de aceptar.

- ¿Cómo se definiría como jugadora?

-Creo que soy una pivote atípica porque no son muy grande y corpulenta. Me gusta más trabajar para el equipo, defender fuerte y sobre todo salir al contraataque que es algo que me han enseñado desde pequeña.

- Llega junto a su entrenadora en Alcobendas. ¿Supone una ventaja para usted?

-Es una ventaja y también un privilegio porque he aprendido mucho con ella. Tener la posibilidad de seguir un tercer año en un equipo distinto y compañeras nuevas creo que me va a ayudar mucho. Cristina trabaja muy bien y además es una buena persona, personalmente estoy encantada.

- ¿Qué conoce del proyecto del Liberbank Gijón?

-Me llamó mucho la intención de contar con jugadoras jóvenes y con proyección en un proyecto de futuro. No es lo mismo ir a un equipo que piense solo en el presente que a uno que trabaja en el futuro y que apueste por jugadoras.

- En Gijón tendrá una presión distinta a la que tuvo en Alcobendas: ¿Cómo lleva ese asunto?

-No es lo mismo luchar por no descender que por estar arriba. En mi etapa de base lo gané todo y estaba acostumbrada a ganar pero en el Alcobendas no fue así. Espero que vuelva la época de volver a ganar. Aunque perdiendo también se aprende.

- Viene a un equipo en el que hasta ahora las pivotes eran piezas muy importantes pero que no sigue ninguna de las dos. ¿Qué rol desempeñan las pivotes en el juego de Cristina Cabeza?

-El estilo de Diego va a seguir porque continúan las dos centrales, Marizza y Cacheda, que están acostumbradas a jugar con las pivotes. Cristina también el da importancia aunque lógicamente con jugadoras distintas.

- ¿Le gusta el nuevo sistema de competición con dos grupos?

-Me llama la atención porque no te vas a medir a todos, por eso no todos van a tener las mismas oportunidades, dependerá de la formación de los grupos. Pero no es una mala idea porque esta temporada somos más equipos y haciendo solo un grupo la liga se alargaría mucho.

- El Liberbank Gijón está clasificado para jugar una competición europea ¿eso influyó a la hora de aceptar la oferta?

- Claro. Tener la posibilidad con tan solo 20 años de poder jugar en Europa es el sueño de cualquiera.

Compartir el artículo

stats