16 de junio de 2020
16.06.2020
La Nueva España
Perfil

Carlos Sainz, el incombustible recolector de hazañas

El legendario piloto agranda su leyenda con el Princesa tras sus dos Mundiales y tres Dakares

16.06.2020 | 13:24
Carlos Sainz.

Carlos Sainz, dos veces campeón del mundo de rallys y en tres ocasiones vencedor del legendario Dakar, ha visto culminada su dilatada y aún activa carrera deportiva con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes, que pone el colofón a la extraordinaria trayectoria de un incombustible recolector de hazañas.

Con 58 años, Carlos Sainz sigue empeñado en añadir muescas a la carrera de unos de los mejores deportistas españoles de la historia. Y además su linaje tiene continuidad en la figura de su hijo, del mismo nombre que ya es una realidad en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, ahora con McLaren y desde 2021 con la legendaria Ferrari.

Sainz es, junto a Fernando Alonso, la figura más relevante del automovilismo español.

El piloto madrileño ganó el Mundial de rallys en dos ocasiones, en 1990 y 1992, en ambas ocasiones como piloto oficial de Toyota, y fue subcampeón otras cuatro veces. Tiene un saldo de 26 victorias y un total de 97 podios y en los 19 años que estuvo en el Campeonato del Mundo.

Su leyenda podía haber sido aún mayor si cabe de haber conseguido también mundiales como el de 1998, que perdió a escasos metros de la meta, origen de las fatídicas expresiones de su copiloto Luis Moya "trata de arrancarlo, Carlos, por Dios", que ya pasaron a la memoria colectiva.

Además, recientemente, en pleno confinamiento, fue elegido mediante una encuesta en la web oficial del Mundial como el mejor piloto de la historia del campeonato por delante de pilotos como el nueve veces campeón, el francés Sebastien Loeb.

Los que han trabajado estrechamente con Carlos Sainz destacan su profesionalidad, su capacidad de trabajo y su sensibilidad especial para detectar las virtudes y los defectos de un coche.

Tal es su competitividad y su deseo de ganar, que tras dejar el Mundial de rallys, se empecinó en competir en la prueba más dura del mundo del motor, el Rally Dakar. LO descubrió en 2006 y después ganó la prueba tres veces, en 2010, con un Volkswagen; en 2018, con un Peugeot; y este mismo año al volante de un Mini.

Nacido el 12 de abril de 1962 en Madrid, Sainz ya era el piloto más longevo en haber ganado el Dakar al hacerlo con 55 años 2018. En 2020 superado por dos años su propia marca y, con su excepcional estado de forma y su exigencia máxima, parece que su único límite es el que él mismo quiera marcarse.

La combinación de tres Dakares (2010, 2018 y 2020) con sus dos mundiales de rallys (1990 y 1992) sólo la igualan los finlandeses Juha Kankkunen (4 mundiales y un Dakar) y Ari Vatanen (un mundial y 4 Dakar).

El espíritu competitivo de Sainz flamea tan intensamente que ni siquiera vaciló cuando el año pasado el buggy de Mini estaba lejos de ser un automóvil capaz de ganar el Dakar, con contantes fallos.

Lejos de desvincularse de la marca alemana y esperar otras propuestas más atractivas, Sainz se dedicó junto al francés Stepahane Peterhansel a perfeccionar esa máquina y puso en ella toda la experiencia de sus más de diez años en el Dakar para tener el mejor coche de la carrera.

Fuera del motor, Sainz también se proclamó campeón de España de squash con 16 años y en 2006 hizo una incursión en el fútbol, cuando se integró en la candidatura de Juan Miguel Villar Mir a la presidencia del Real Madrid, que perdió frente a Ramón Calderón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.