Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El estirón del Llanera

El club presidido por Miguel López-Cedrón afronta el play-off como una gran oportunidad de consolidar el crecimiento de la entidad

Miguel López Cedrón, ayer, en La Morgal, con los jugadores del Llanera al fondo, durante el entrenamiento.

Miguel López Cedrón, ayer, en La Morgal, con los jugadores del Llanera al fondo, durante el entrenamiento. LNE

En cinco años, el Llanera ha pasado de vagar por la Preferente a las puertas de Segunda B. Un período que coincide con la llegada al club de Miguel López-Cedrón, primero director deportivo y ahora presidente. El exdelantero aprovechó su experiencia para dotar al club de una estructura que le

"Llegué en Preferente, cuando el equipo no pasaba del octavo puesto", recuerda Miguel: "Tuvimos la suerte de subir el primer año, la pasada temporada rozamos el play-off y ahora vamos a por todas". Su labor en el club no ha cambiado: "Tengo las mismas funciones como director deportivo que como presidente. Además de formar la plantilla, se trata de buscar el máximo dinero posible de patrocinadores y del Ayuntamiento". Por ahí, Miguel tiene un agradecimiento especial tanto para el sponsor principal, el Grupo DC (Díaz y Carbajosa) como para el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz.

"Histórico e impensable en este pueblo". Así ve Miguel López-Cedrón la posibilidad del salto a Segunda B: "Supondría un reto económico, pero no haríamos ninguna locura. Buscaríamos jugadores con ilusión de jugar en Segunda B. Sería un proyecto humilde". El presidente del Llanera habla de "un pueblo ilusionado porque nadie se podía imaginar que podríamos estar a dos pasos de Segunda B. Lo noto sobre todo en los aficionados más veteranos".

En Tercera o Segunda B, el Llanera seguirá jugando en la bombonera del Pepe Quimarán: "Si subimos habría que hacer algún pequeño retoque, pero es un campo perfecto para hacernos fuertes. Pero si el equipo se asienta en los puestos altos de Tercera o asciende, nuestro futuro está en La Morgal".

Así lo ve el alcalde, Gerardo Sanz, que pese a no ser muy futbolera estará el domingo en el Suárez Puerta. "Hay conversaciones con el Principado sobre La Morgal para que nos cedan los terrenos. Lo haremos de la mano del club". Sanz destaca el "trabajo serio" de la directiva y el equipo técnico: "La llegada de Miguel fue muy importante, un revulsivo para el Llanera". El alcalde no se olvida de la cantera: "Con la escuela David Villa fueron formando buenos jugadores, un plus para el municipio en cuanto a los valores que transmite".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats