Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sporting y Oviedo perderían casi dos millones si hay Liga de 24 equipos

Las peñas rojiblancas y azules rechazan la ampliación que propone Rubiales y ven en la propuesta una adulteración de la competición

Javier Tebas

Javier Tebas

Casi dos millones de euros. Esto es lo que el Sporting y el Oviedo dejarían de sumar entre los dos si se lleva a cabo la ampliación a 24 equipos de la Liga en Segunda que propone la Federación Española para resolver el "caso Fuenlabrada". De momento, entre la mayoría de equipos de Segunda División, se guarda silencio ante esta posibilidad. Aunque entre bambalinas, salvo los directamente implicados, casi todos los clubes la rechazan.

Y es que el fútbol español sigue en pie de guerra tras los positivos por coronavirus en el Fuenlabrada que se produjeron en la última jornada de la competición y obligaron a la suspensión del Dépor-Fuenlabrada, vital para la promoción de ascenso y el descenso. El embrollo ha recrudecido la lucha entre La Liga (Javier Tebas) y la Federación Española (Luis Rubiales). Sobre todo, después de que el organismo que preside Rubiales solicitara el viernes ampliar la Liga de Segunda de 22 a 24 equipos para salvar des descenso a Dépor y Numancia.

Esta posibilidad tiene un trasfondo económico que golpearía duramente a todos los equipos de la categoría de plata, y más en unos tiempos en que los que todos los clubes preparan recortes salariales para paliar la caída de ingresos, en especial en abonos y publicidad. Una Liga de 24 equipos supondría tener que repartir los derechos de televisión entre dos clubes más. En el caso del Oviedo y del Sporting, se calcula que la pérdida para los dos equipos asturianos supondría un total de casi dos millones de euros. Cada club de la categoría, según las primeras estimaciones, dejaría de ingresar entre 850.000 y 900.000 euros. El pastel de los derechos de televisión en la temporada 2018-2019 -la última en la que constan datos oficiales- fue de 206 millones a repartir siguiendo diferentes variables. Al Oviedo le correspondieron 7,2 millones y al Sporting 8,4. Ni el club rojiblanco ni el azul manifestaron ayer de forma pública su postura respecto a la idea de Rubiales. Tampoco lo hizo la Liga de Javier Tebas, diana de las iras del fútbol español desde el estallido del "caso Fuenlabrada".

El Sporting, no obstante, se sitúa en el bando de los equipos que rechazan ampliar la Liga a 24 equipos. Y en el Oviedo, pendiente de comunicar su postura, tampoco cayó bien la idea de Rubiales. El presidente de la RFEF, precisamente, tenía planeado reunirse ayer en Madrid para tratar el asunto de la ampliación con Maximino Martínez, su homólogo en la Federación Asturiana, vicepresidente de la española y un hombre de su máxima confianza. La cita quedó aplazada debido a que a todo el embrollo que hay montado se sumó otro nuevo lío tras la suspensión de las eliminatorias del play-off de ascenso de Tercera a Segunda B pendientes, entre ellas el partido del Lealtad contra el Alcoyano en Las Rozas por varios positivos en el club canario Marino. Partidos que organiza la Federación Española.

Al mismo tiempo, asturianos que tuvieron cargos en La Liga y que fueron máximos mandatarios del Oviedo y del Sporting, además de representantes de las peñas de ambos clubes que fueron consultados ayer por LA NUEVA ESPAÑA, manifestaron su "asombro" y "profundo rechazo" a la Liga de 24 que planea Rubiales.

Manuel Vega-Arango, primer presidente de La Liga y expresidente del Sporting, cree que "una Liga de 22 es más que suficiente. Hay que respetar la competición. Aquellos que por merecimientos no tuvieron la puntuación adecuada, a mi juicio y por justicia, deberían perder la categoría. Lo contrario sería un error".

Por su parte, Toni Fidalgo, expresidente del Oviedo, que ocupó varios cargos en la Liga y llegó a ser adjunto a la presidencia, va más allá en la crítica de Vega-Arango: "La pretensión de aumentar a 24 me parece un despropósito. El año que viene si pasa otro problema similar, ¿cómo se va a solucionar? Por otro lado, la Liga bajo ningún concepto aceptará esta propuesta. No se puede aumentar más el número de equipos. Tiene que terminar como empezó en cuanto a ascensos y descensos previstos. Por otro lado, los contratos de televisión impiden una Liga de 24. Viví una situación similar en 1995. Estamos todavía pagando las consecuencias. Fue una decisión política resuelta a las bravas".

En las hinchadas del Sporting y del Oviedo existe una sensación parecida. Para Adrián Núñez, presidente de Unión de peñas Sportinguistas (Unipes), "están intentando pasarse la pelota de uno a otro. No tenían controlado que esto pudiera pasar. Una Liga con 22 ya es una barbaridad y aumentarla dejará un calendario surrealista. Si hablábamos de que Segunda parara en fechas internacionales, esto es un problema más. El que acaba perdiendo es el aficionado, porque habrá más partidos por semana y una mayor dificultad para viajar o acudir al campo".

Jaime Campillo, el vicepresidente de las peñas del Oviedo (APARO), carga directamente contra Javier Tebas con duros términos y lo señala como el principal responsable de toda esta "tropelía". "Nunca se tenía que haber retomado la competición tras el coronavirus y todos lo sabíamos. Lo extraño es que se hiciese sin tener en cuenta la salud. Tebas no valoró eso, solo pensó en el dinero", razona Campillo. Para el oviedista, "es el momento de que los clubes descabalguen a Tebas, aunque está claro que no se atreven ni tienen unión entre ellos".

Emilio Llerandi, vicepresidente de la Federación de Peñas Sportinguistas (FPS), valora la idea de Rubiales como un sinsentido: "Es desproporcionada. Se adulteraría la competición. Las consecuencias serán que la temporada que viene habrá menos posibilidades de ascenso y bajará el nivel competitivo. No es lógico. Y en el tema económico, igual. Tener en Segunda una Liga de 22 ya fue demasiado en su momento".

Paula Muñiz, de la peña azul Wences, tiene claro que "las cosas se ganan en el campo durante 42 jornadas y no está bien aprovecharse de la situación de esta manera", asegura. "El Dépor es un equipo histórico que cae bien, pero lo que quieren y lo que plantea la Federación no tiene nada de deportivo. ¿Por qué una Liga de 24 y no una de 26? Los cuatro últimos equipos están ahí por méritos propios", sentencia.

Mientras, el Elche, que se clasificó para el play-off de ascenso a expensas del Dépor-Fuenla, aseguró ayer sentirse como "el principal perjudicado" de toda esta situación.

Compartir el artículo

stats