La AFE comunicó ayer que la realización de los test para detectar el covid-19 serán obligatorios para los futbolistas de Segunda B, Tercera, Primera y Segunda femenina. Los test se harán entre 72 y 48 horas antes de los partidos oficiales. La asociación aprobó el pasado 15 de octubre destinar 640.000 euros para los test de estas categorías. Según queda contemplado en el protocolo modificado, la RFEF centralizará la compra y distribución.