Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Verónica Rodríguez, una carrera de superación a paladas

La joven sotobarquense, discapacitada y campeona de España en remo, se prepara para ser parolímpica en Tokio

Verónica Rodríguez, una carrera de superación a paladas

En poco más de dos años, la joven Verónica Rodríguez Pulido logró hacerse un sitio en la actualidad a base de empeño y paladas. Pasó de ser la primera mujer que participó en la regata de chalanos de El Castillo (Soto del Barco) a ser la primera asturiana que participa y gana un Campeonato de España de remo adaptado. El pasado domingo se proclamó campeona de España en la modalidad PR3 en las pruebas que se celebraron en el pantano alavés de Legutiano.

"Todo comenzó en el verano 2017, cuando junto a otras amigas decidimos participar en la regata de chalanos que todos los años se celebra en el Nalón durante las fiestas de El Castillo. Era una competición vetada a las mujeres, pero mis amigas y yo nos lo propusimos y participamos", asegura. Verónica Rodríguez nació con parálisis cerebral y ahora, a sus 32 años, es un ejemplo de superación. Estudió Magisterio de Educación Infantil, trabaja en la ONCE y colabora con la comisión de festejos de Soto del Barco, además de no perderse el Xiringüelu.

Tras participar en la regata de chalanos de 2017, volvió a repetir en la de 2018, pero esta vez en memoria de su madre, Maige Pulido, que había fallecido repentinamente unos días antes cuando se dirigía en moto a Zamora. "Después de la competición de chalanos fui a una regata femenina a Barcelona, la gané y entonces se fijaron en mí los responsables del Grupo Corvera de Remo, donde sigo". Verónica Rodríguez vende cupones de la ONCE por la mañana en Soto del Barco y por la tarde entrena en el pantano de Trasona. "No tengo mucho tiempo para la vida social", señala.

Uno de los sueños de esta joven deportista asturiana es participar en los Juegos Paralímpicos de Tokio, el año próximo. El pasado septiembre, Verónica Rodríguez acudió a la primera concentración del equipo paralímpico español de remo, en el centro de entrenamiento de Laias (Orense). Eran cuatro mujeres y seis hombres. "Para poder acudir a Tokio tenemos que hacer las clasificaciones, que previsiblemente serán en mayo. Tenemos que superar las clasificaciones porque España no participó en el Mundial de 2019", explica.

La deportista agradece al Grupo Corvera de Remo la oportunidad que le ha dado de hacerse un nombre en este deporte, un club en el que dice sentirse "muy involucrada". También destaca el apoyo que recibe a diario de sus amigos y vecinos de Soto del Barco.

Una de sus ilusiones es lograr que, como ella, otras personas en su situación puedan mejorar su calidad de vida gracias al deporte. "Fui la primera mujer en participar en un campeonato nacional de remo para discapacitados y se necesitan más chicas para el equipo", anima. "Para mi discapacidad el deporte es y ha sido siempre muy importante. Las personas como yo tienen que valorar lo que el deporte aporta".

Verónica Rodríguez Pulido se emociona cuando explica los beneficios que la práctica deportiva conlleva para un discapacitado: "Yo quería hacer algún deporte, pero hasta que participé en el campeonato de chalanos de El Castillo no tuve claro que lo que me gustaba de verdad era el remo".

"El deporte aporta equilibrio a mi vida diaria. No tenía ni idea que era tan valioso para las personas. Me encantaría que conociendo mi trayectoria muchas personas se animen y se decanten por hacer deporte. Además, algunos pueden alcanzar los Juegos Paralímpicos", culmina, feliz, la mujer que rema para alcanzar ese sueño.

Compartir el artículo

stats