Miramar, sin público, vivirá hoy el primer derbi regional de la temporada, un Marino-Lealtad (12 horas) que ya cobra importancia por las características de la competición. El técnico marinista, Oli, con la única baja de Guille Pinín, podría alinear de inicio a Míchel, el fichaje estrella de esta temporada. Además podrá contar con Luis Morán tras cumplir su sanción. El entrenador del Lealtad, Clemente Sánchez, baraja cambios en la delantera, con la posibilidad de alinear de inicio a Saha, que jugó la pasada temporada en el Marino, y a Unai en lugar de Jorge Sáez.