DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alerta roja de Luis Morán

El delantero, que no sufrió expulsiones en 132 partidos como profesional en España, lleva dos consecutivas con el Marino

Luis Morán, en el Marino-Lealtad, presionado por Juan López.

Luis Morán, en el Marino-Lealtad, presionado por Juan López. M. VILLAMUZA

En 132 partidos como profesional en España (Sporting, Mirandés y Logroñés), Luis Morán no había sufrido ninguna expulsión. Desde que llegó al Marino ya lleva tres, con la curiosidad de que las dos últimas han llegado en partidos consecutivos, aunque hayan pasado siete meses entre ellas. El delantero no pudo participar en el primer partido de Liga, en Soria, por la roja directa que vio en la última jornada pre-confinamiento, contra el Langreo en Miramar. Y el domingo, en su reaparición, sólo duró 55 minutos en el campo por las dos amarillas que le mostró el árbitro zamorano Pérez Fernández.

Luis Morán Sánchez (Luanco, 26-7-87) está experimentando a sus 33 años sensaciones desconocidas. Le afectó tanto dejar a su equipo en inferioridad frente al Lealtad que ayer prefirió no hacer ningún comentario. "Sabe que se equivocó", señaló ayer el entrenador del Marino, Oli, que disculpó a su jugador. "Fue un poco acelerado a recuperar el balón, pero son cosas que pasan. Le dolió más la roja directa contra el Langreo porque fue en una acción con Cristian, que había sido compañero suyo en el Sporting".

Oli tendrá que recomponer el equipo para el partido del sábado frente al Vetusta en El Requexón (16 horas) por las bajas de Luis Morán y de Nacho Matador, que se lesionó en ese fatídico minuto 55. "Nacho tiene una lesión muscular en el recto, así que serán tres o cuatro semanas". Ese parón se une al de Guille Pinín, otro mediocentro, para toda la temporada: "Menos mal que pudimos incorporar a Míchel a última hora porque sino estaríamos cojos en esa posición".

La entrada de Míchel y Lora, destaca Oli, permitió al Marino competir en inferioridad numérica: "Tienen aplomo y tranquilidad. Con ellos pudimos aguantar y esperar nuestro momento". Tras la media hora de Soria y del domingo, Oli valora la titularidad de Míchel en Oviedo: "No está para jugar 90 minutos porque tampoco quiero correr riesgos, pero creo que nos puede dar una hora de mucha calidad".

Compartir el artículo

stats