Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Belenos se lo cree

“Confío mucho en mis chicos, podemos luchar por los puestos de arriba”, dice Gonzalo Padró, entrenador del equipo avilesino

Una acción del Belenos-Uribealdea de la pasada jornada, en el Muro de Zaro. | Ricardo Solís

Una acción del Belenos-Uribealdea de la pasada jornada, en el Muro de Zaro. | Ricardo Solís

El Belenos ha comenzado la competición por la puerta grande, con dos victorias contundentes que les colocan en la zona noble de la clasificación y que les abren la puerta a una campaña en la que el rugby avilesino puede sonar con fuerza en la segunda categoría española. El entrenador, que también participa como jugador, el ítalo-argentino Gonzalo Padró, no esconde que quiere ver a su equipo luchando por estar entre los mejores de la Liga: “Tengo mucha confianza en mis chicos, creo que hemos formado un muy buen equipo para competir por estar arriba en División de Honor B”. Lograr el ascenso son palabras mayores, pero al menos estar entre los candidatos a pelearlo es un objetivo.

Un equipo al que han llegado refuerzos puntuales, pero en el que se mantiene un grupo similar al que había el curso pasado: “Al quedarse un grupo de gente grande tenemos muchas cosas mecanizadas y no hemos tenido que hacer grandes cambios”, explica un técnico al que todos conocen como “El Buitre”. “El apodo me viene de cuando era pequeño, que me lo comía todo e iba buscando comida por todos lados. Ahora todo el mundo me llama así”, explica.

Padró ocupa la posición de ocho, que es el hombre que cierra la melé y que suele ser el tercera línea más fuerte y grande. Nacido en Córdoba, Padró tiene una trayectoria impresionante, habiendo jugado en las selecciones inferiores de Argentina, uno de los países con más tradición en este deporte, llegando a participar con la absoluta en un campeonato de Sudamérica en el que solo había jugadores que estaban en la liga de Argentina y no los que lo hacían en los clubes de Europa. Luego, cuando se fue a Italia, donde estuvo trece años, llegó a ir convocado con la selección absoluta de ese país, que es uno de las que participa en el prestigioso Seis Naciones, pero no llegó a debutar.

El ahora entrenador del Belenos quiso dar un paso atrás, tomárselo con más calma, y se vino a España, con menos nivel de rugby, donde jugó primero una temporada y media en Sevilla. Ahora, ha comenzado su etapa de entrenador en el Belenos y reconoce estar “encantado en Avilés”: “Es una ciudad muy linda, sabía dónde venía, lo único que me cuesta un poco es la lluvia”, reconoce.

Esta temporada ha pasado de jugar todos los partidos de inicio a hacerlo solo en los últimos minutos, algo que le permite seguir más de cerca el juego: “Este año tenemos una plantilla más competitiva y por eso yo juego menos minutos. Me interesa más ver el juego que estar en el campo”, explica.

Y es que Padró entrena tanto a los delanteros como a los tres cuartos, por lo que necesita conocer bien el juego y los errores que cometen. La idea es convertir al Belenos en un equipo “rápido” y que “mueva bien el balón”. “Somos un equipo al que le gusta jugar el balón, darle mucho ritmo, ser veloz, con una delantera que sea móvil; por eso trabajamos mucho la parte física y la movilidad”, añade el técnico.

Un equipo al que quiere ver en forma todo el año y cumpliendo con todas las normas sanitarias para intentar seguir avanzando en una temporada que puede colocar al rugby de Avilés un poco más cerca de la élite nacional.

Compartir el artículo

stats