Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

saúl blanco. Jugador del Liberbank Oviedo

“Lezkano ha dado con la tecla; la forma de jugar se adapta a la plantilla”

“Arteaga y yo no podemos hacer lo que otros jugadores con diez años menos, pero seguimos teniendo mucho baloncesto dentro”

Saúl Blanco entra a canasta en el partido frente al  Ourense. | Iñaki Osorio

Saúl Blanco entra a canasta en el partido frente al Ourense. | Iñaki Osorio

Ocho meses después, Saúl Blanco volvió a pisar una cancha de baloncesto en un partido oficial. Y lo hizo para debutar como jugador del Liberbank Oviedo, una especie de asignatura pendiente del asturiano con el mejor currículum del baloncesto español. Saúl González Blanco (Oviedo, 16-5-1985) ha aterrizado en Pumarín en

–¿Echaba de menos la competición?

–Sí, porque el último partido fue justo antes del confinamiento. Tenía mucho mono de baloncesto.

–¿Sensaciones?

–Me encontré bien. Llevaba solo cinco entrenamientos, pero poco a poco me sentí cómodo en la cancha, con buenas sensaciones. Pero todavía me queda trabajo, mejorar físicamente, porque tuve algunos errores de novato. Me falta velocidad de reacción, esas décimas de segundo que permiten tomar la decisión correcta, robar un balón o ganar una opción de tiro más clara.

–Arteaga y usted están llamados a poner la veteranía.

–Nos lo comentan jugadores de otros equipos, extrañados por la edad de nuestra plantilla. Después de Oli y yo está Norelia, con 26, y a partir de ahí todos menos de 24. Es un arma de doble filo. Puedes pagar la inexperiencia, pero también son jugadores con mucha hambre, mucha energía, desconocidos para los rivales.

–¿Esa inexperiencia pudo costar la derrota frente al Breogán?

–Hay que tener en cuenta que el Breogán es de los que van a estar arriba. Jugaron a un ritmo constante, que es lo que nos falta a nosotros. Trabajamos con Natxo para corregir esos errores. Oli y yo igual no podemos hacer físicamente lo que otros jugadores con diez años menos. Pero si seguimos jugando es por algo. Tenemos mucho baloncesto dentro. Esto no solo es físico, hay que controlar los tempos de un partido. En Orense lo hicimos muy bien como equipo, todos aportamos. Y en los momentos clave aparecía uno u otro.

–Ha llegado en una temporada complicada.

–Hay que tener lo pies en el suelo y ver que este año las condiciones son distintas. Hemos competido los tres partidos. El primer objetivo es quedar entre los cinco primeros y olvidarnos del descenso. Es difícil porque hay equipos muy buenos, como el Breogán, Valladolid, Palencia y Coruña. Queda una plaza. A ver si hacemos los deberes.

–¿Estas dos victorias pueden ser clave?

–Contra el Melilla, jugando en casa, no podíamos fallar. En Orense, además, conseguimos una ventaja de 13 puntos. Todo puede ser importante al final.

–El club confía mucho en Natxo Lezkano.

–Fue uno de los factores de que me decantase por fichar por el Oviedo. Es un entrenador con mucha experiencia, no solo en LEB Oro, sino en el baloncesto español, con grandes temporadas. Se ha encontrado el hándicap del público y de un presupuesto más bajo, que ha obligado a hacer una plantilla un poco diferente. Natxo ha dado con la tecla, la forma de jugar se adapta muy bien a las características de la plantilla. Nos cuida a todos, sobre todo a Oli y a mí. Se nota que está haciendo las cosas bien.

–Todavía no ha podido sentir la magia de Pumarín.

–La viví como aficionado, sobre todo el año de la Copa Princesa, cuando me recuperaba de una lesión. Es una pena porque con esta plantilla me imagino a la afición muy volcada con el equipo cada 15 días. Eso significa que habrá que hacer las cosas todavía un poco mejor. Pero no nos sentimos raros solo en Pumarín. El viernes en Orense habría quince personas en el pabellón.

–¿Contento por jugar por fin en Oviedo?

–Sí, contento de volver a casa, que era uno de mis objetivos. Me lo estoy pasando bien jugando y entrenando.

–¿Planes a largo plazo?

–Ahora mismo no puedo responder a eso. Voy año a año. De momento tengo contrato hasta final de temporada.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats