El Oca Hotels Villa de Luanco-Toscaf Atlética, correspondiente a la tercera jornada del grupo B de la Primera Nacional de balonmano, volvió a aplazarse ayer tras conocerse un positivo por covid-19 en la plantilla del conjunto avilesino. Por este motivo, el Toscaf Atlética ha dejado de jugar partidos en tres de las siete jornadas de la competición.

Según el entrenador del Toscaf Atlética, Juan Muñiz, toda la plantilla dio negativo en los test PCR realizados el pasado jueves, 48 horas antes del partido que disputó en la cancha del Balonmano Tarazona. El lunes, uno de los jugadores empezó a notar síntomas y volvió a hacerse la prueba, que dio resultado positivo, por lo que Muñiz suspendió los entrenamientos.

“Estamos todos en casa esperando las indicaciones de los rastreadores”, explica Juan Muñiz, que en principio no tiene previsto volver a entrenarse hasta el próximo jueves, por lo que también se aplazará el Toscaf Atlética-Pereda programado para el sábado.