Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Lo importante es la ilusión”: el secreto de los deportistas veteranos asturianos, desde Cervero a Samuel Sánchez

Marc Gasol, fichado por los Lakers con 35 años, se une a la larga lista de deportistas que exprimen al máximo su carrera

Por la
izquierda, Samuel Sánchez, Diego
Cervero y Nicolás de las Heras. | LNE

Por la izquierda, Samuel Sánchez, Diego Cervero y Nicolás de las Heras. | LNE

Ser veterano cotiza al alza. Al menos, en el deporte. Ejemplos recientes hay para dar y tomar. El último es el de Marc Gasol, que ha fichado por Los Ángeles Lakers con 35 años. Pero hay muchos más en todas las disciplinas. Rafa Nadal, héroe nacional, ganó su último Roland Garros hace unos meses a los 34 años.

El tenis, de hecho, es especialmente sensible: tres de los cinco mejores del mundo pasan de la treintena. Acompañan a Nadal, Roger Federer (39 años) y Novak Djokovic (33). El fútbol no se queda atrás. Cristiano Ronaldo (35) y Messi (33), con el argentino ahora en horas bajas, siguen manejando el cotarro. La tendencia, pues, es evidente: se acabó el fin de grandes carreras con apenas 30 años. En ello tienen que ver una infinidad de factores, que van desde el desarrollo de la tecnología en el deporte, a una mejor alimentación y un buen descanso, compañeros de viaje inevitables para una buena carrera en la élite. Pero hay otro factor, intangible, clave para entender el fenómeno de la veteranía en el deporte. “La ilusión”. Es un elemento que abarca mucho. Desde la calma vital a las ganas de superación. Pasa por despertarse cada mañana e intentar mejorar.

Coinciden en ese análisis los deportistas asturianos consultados por LA NUEVA ESPAÑA de varias disciplinas. “La ilusión el factor clave. Saber que haces lo que te gusta, que el deporte es tu vida y quieres estar con él hasta el final”. Lo dice Samuel Sánchez, exciclista ovetense, que en el momento de su retirada tenía 39 años. Ahora tiene 42. “El ciclismo está reñido con la noche y la juerga y obviamente te tienes que cuidar, pero no haces nada si no tienes una cabeza amueblada y es fundamental tener un buen entorno familiar. A medida que te haces mayor intentas hacer las cosas mejor y no es que te cuides más, es que te cuidas mejor”.

Diego Sánchez, jugador del Gijón Basket, hace tres temporadas. | M. López

El diagnóstico de Samuel Sánchez coincide casi palabra por palabra con el de Diego Cervero, futbolista, ex del Oviedo, que sigue metiendo goles con 37 años en el Atlético San Luqueño, de Segunda B. Como su juego, el ovetense responde directo. “Hay dos palabras claves: mentalidad e ilusión. Yo tengo ahora más ilusión que los jóvenes. Si me preguntan los jugadores de nuestro próximo rival y la trayectoria del árbitro que pitará la puedo decir de carrerilla. La experiencia te da la posibilidad de conocerte mejor, saber lo que está bien y lo que está mal. No se puede hacer todo al 100%, y menos con cierta edad. Siempre hay que cuidarse, pero la clave es cuidarse mejor, no cuidarse más”, explica Cervero, que aprovecha también para poner el foco en otro factor oculto: las lesiones. “En las dolencias hay un factor de suerte, porque yo he tenido compañeros con una ilusión tremenda a los que una lesión les impidió seguir adelante”.

“Lo importante es la ilusión”

Diego Sánchez, alero del Gijón Basket, puesto que compagina con la dirección deportiva, tiene 44 años y sigue en activo, aunque recalca que no al mismo nivel que antes. El gijonés es el segundo asturiano con más partidos en la ACB y ascendió con el Oviedo Baloncesto a LEB Oro. “El secreto es tener pasión por lo que haces. Eso es lo que te hace seguir adelante, además de cuidarte con una buena alimentación y un buen descanso”, explica Diego, que es ingeniero de Minas y trabaja en la empresa Asturiana de Zinc. “También se debe tener en cuenta la madurez. Ser padre también te da otra responsabilidad, e influye en alargar más la carrera. Lo importante de un deportista es conocerse a fondo y saber cuál puede ser su límite. Y eso es mental, no físico”.

“Lo importante es la ilusión”

Nicolás de las Heras (Avilés, 55 años) sabe lo que es correr con unos cuantos años a la espalda. Es ultrafondista y puede decir orgulloso que fue el primer español en pasar de los 250 kilómetros en el Campeonato de Europa de Rumanía de 2018. Además, con 54 años, fue el corredor español más veterano en ir con la selección en el Mundial de 24 horas de Francia, disputado en el año 2019. De las Heras compagina el atletismo con su farmacia de Grado y su secreto es sencillo. “Lo básico en mi disciplina es tener esfuerzo mental. Yo corro 24 horas. Si salgo a las diez de la mañana sé que al día siguiente a la misma hora estaré corriendo. Puede ser duro psicológicamente y hay que saber llevarlo”, explica De las Heras, que finaliza advirtiendo que “tampoco se puede olvidar tener una dieta equilibrada, respetar las horas de descanso y cuidar la alimentación”.

Compartir el artículo

stats