DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol | Segunda B

Cruce de caminos en Miramar

Un gol de Míchel da la primera victoria al Marino y acaba con la racha del invicto Langreo, que no tuvo capacidad de reacción

Ketu golpea de chilena ante Lora. | Ricardo Solís

Ketu golpea de chilena ante Lora. | Ricardo Solís

Míchel prolonga de cabeza en un saque de esquina del Marino. | Ricardo Solís

El Marino consiguió la primera victoria de la temporada tras un intenso partido contra el hasta ayer invicto Unión Popular de Langreo. El equipo de Oli, tras un gran derroche físico y con momentos de bueno juego, consiguió sumar los tres puntos para cerrar una apretada semana, con tres partidos.

Los luanquinos salieron muy concentrados, tanto defensivamente como en el ataque, y llevaron la iniciativa ante un rival replegado. La primera oportunidad llegó a los tres minutos, con un disparo de Álex Arias que rechazó Adrián Torre. El Langreo replicó en un saque de falta que finalizó con un cabezazo de Ketu que detuvo Chechu Grana. El Marino buscó más la portería langreana, aunque sin ocasiones hasta el tramo final del primer tiempo. Adrián Torre detuvo un remate de chilena de Luis Morán y poco más tarde Gonzalo interceptó un disparo de Lora. A cinco minutos del descanso llegó el gol, tras un buen centro de Álex Arias que cabeceó en el área pequeña Míchel y, tras el rechace del portero sobre la misma línea, fue enviado a la red por el propio Míchel.

En el segundo tiempo, el entrenador del Langreo quiso dar más poder ofensivo a su equipo con la entrada de tres hombre de ataque. Lo consiguió, pero sin llegar con peligro a la puerta de Chechu Grana. En el minuto 63, Álvaro Gómez lo intentó con un disparo lejano que el portero blocó con apuros. Lo de Oli acusaron el esfuerzo y se replegaron, buscando la sentencia al contragolpe. César Suárez y Álex Arias lo intentaron desde fuera del área, pero sus disparos se fueron desviados.

En el 87, el Langreo acarició el empate tras una volea de Jorge Hernández que blocó Chechu Grana y poco después el propio Jorge lo intentó con un remate que se perdió junto al poste derecho. En el añadido, el Marino tuvo un contragolpe de dos contra uno que se quedó en nada por un mal control de Nacho Matador.

Compartir el artículo

stats