Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El día que Maradona rechazó ser jurado de los Premios Príncipe de Asturias de los Deportes

El argentino basó su negativa, cuando jugaba en el Nápoles en 1986, en la “falta de tiempo”

Maradona, tras proclamarse campeón del mundo en 1986. | Europa Press

Maradona, tras proclamarse campeón del mundo en 1986. | Europa Press

La trayectoria de Diego Armando Maradona tuvo algunas escenas curiosas en Asturias, especialmente en los encuentros que, con Barcelona y Sevilla, disputó en el Principado. El Molinón y el Carlos Tartiere fueron testigos de algunas de ellas. Pero la relación con Asturias del astro argentino, fallecido la semana pasada a los 60 años, pudo ser aún más estrecha.

A Maradona le llegó una propuesta para ser parte del jurado del Premio Príncipe de Asturias (Premio Princesa de Asturias actualmente) mientras jugaba en el Nápoles, tras una menos exitosa etapa en el Barcelona. Sucedió en el momento de mayor apogeo en la carrera del “Pelusa”, algunos meses antes de que se proclamara campeón del mundo en México con su selección.

En febrero de 1986, Jorge de Esteban, catedrático de derecho constitucional y por entonces embajador de España en Roma, recibió una visita en representación de la Fundación Príncipe, tal y como recordó en El Mundo, que incluía una carta firmada por Pedro Masaveu, presidente entonces de la Fundación, para que intercediera con Maradona para convencerle de formar parte del jurado del premio a los deportes. La iniciativa habría sido propuesta por Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico internacional y de la comisión de deportes de los Premios. Se pretendía dar a las distinciones una mayor relevancia internacional.

La invitación fue enviada a Nápoles y Maradona no tardó en contestar. Al día siguiente, sostiene De Esteban, el argentino rechazaba educadamente la propuesta por “falta de tiempo”.

Compartir el artículo

stats