Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Real Avilés hace oficial el cambio del consejo y Diego Baeza ya es presidente

“Tejero solo es un socio minoritario con una participación que no llega al 10%”, dice el responsable del club blanquiazul

Una jugada del Avilés-Vallobín. | Miki López

Una jugada del Avilés-Vallobín. | Miki López

La firma en una notaría de Gijón ha hecho oficial lo que ya era una realidad a efectos prácticos desde hace meses. Diego Baeza ya es oficialmente presidente del Real Avilés y junto a él completarán la junta directiva del club blanquiazul Juan Carlos Peláez, vicepresidente y secretario de la

El Real Avilés hace oficial el cambio del consejo y Diego Baeza ya es presidente

La firma en una notaría de Gijón ha hecho oficial lo que ya era una realidad a efectos prácticos desde hace meses. Diego Baeza ya es oficialmente presidente del Real Avilés y junto a él completarán la junta directiva del club blanquiazul Juan Carlos Peláez, vicepresidente y secretario de la junta; y Han Lei, que será el vocal. Para Diego Baeza lo que sucedió ayer no hace más que “oficializar algo que se había hecho el 16 de septiembre” y significa que “Tejero ya no pinta nada, simplemente es un accionista minoritario que no llega a tener el 10% del club”.

José María Tejero, por su parte, reconocía que tras la firma de ayer “cambia el consejo de administración” y que él ya solo es “un socio más del accionariado”. Tejero no quiso dar el dato concreto de qué porcentaje del accionariado del Avilés aún está en sus manos, aunque sí que reconoció que “ellos (Diego Baeza y el resto de su consejo de administración) son los responsables” y que ya solo falta el trámite de la inscripción en el Registro Mercantil. “Se podía haber hecho antes, pero se ha hecho ahora y todo perfecto”, añadía. Además de Tejero, sale del consejo Julio Scheilch.

Solucionado el trámite, Diego Baeza ya se centra únicamente en la gestión del club en un momento difícil como este que están atravesando, disputando partidos a puerta cerrada por las restricciones del coronavirus, un problema económico que asumen: “Es la situación que nos ha tocado vivir y los socios que estamos en esto sabemos que tenemos que afrontarlo. No nos queda otra”, dice el presidente.

También le preocupan los parones en la competición que ha habido esta temporada por la pandemia y que, dice, les han perjudicado: “Esos parones no nos han beneficiado en nada, pero ahora el equipo está muy bien”. Y es que el Avilés encadena tres victorias consecutivas y se ha encaramado a la segunda posición de su subgrupo de Tercera, empatado a puntos con el Caudal, que es el líder y que debe ser el gran rival de los blanquiazules por el primer puesto.

“La plantilla está hecha para subir de categoría y de momento estamos cumpliendo los objetivos, estamos en un grupo complicado y sabemos que cualquier rival te mete presión”, explica Baeza.

El ascenso esta temporada será algo diferente tanto por el cambio en la configuración del grupo asturiano de Tercera, con dos subgrupos, como por la remodelación que sufrirá la Segunda B la próxima temporada, en la que habrá una Primera División de la federación, que será la que está por debajo de la Segunda de la Liga de Fútbol Profesional, y una Segunda División de la federación, a la que aspira a ascender este Real Avilés que ha cambiado de cara.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats