Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así es la subida al Fancuaya, el nuevo Angliru: "Tiene muchos cambios y puede ser duro"

Los vecinos de Yernes y Tameza defienden que su concejo sea final de etapa de la Vuelta

18

Las mejores fotos de la subida a la Fancuaya

“Esto puede ser como el Angliru y mejor porque es una subida dura, aunque también hay zonas que llanean para que los ciclistas puedan descansar”. Lo dice Juan Luis Fernández Rivera, vecino de Yernes (Yernes y Tameza), sobre la propuesta del Ayuntamiento para que la campera de Fancuaya acoja el

En la campera, por encima de los 1.000 metros de altitud, estaban ayer los ganaderos retirando las vacas de los pastos extensivos por la llegada del frío y comentando la posibilidad de que el lugar sea el final de etapa de la Vuelta. “Es una subida corta pero dura. Además, esto es precioso y hay espacio para que monten todo. Fancuaya puede ser el próximo Angliru sin problema”, afirma Olegario Cuendias. “Sería una maravilla, una oportunidad para que conozcan Yernes y arranque el turismo”, añade Carlos Suárez. Lo cierto es que la posibilidad de que la meta de una etapa de la Vuelta esté en Fancuaya ha revolucionado el concejo. Y los vecinos están a una para conseguirlo. Creen que tienen posibilidades ya que se trata de una ruta nueva. “Eso puede enganchar, la novedad. De hecho, ya se nota que hay más ciclistas por aquí”, comenta José Méndez Queipo. Y es que la propuesta municipal ha generado un gran interés de los aficionados al ciclismo de carretera que, desde que se conoció la candidatura, han comenzado a realizar el ascenso hasta Fancuaya.

“Nunca vi tantos como ahora, antes venían con las bicicletas de montaña, pero con las de carrera nunca los vimos; están todos los fines de semana arriba y abajo”, añade Joana López Mora, vecina de Yernes y única hostelera del concejo. Para ella sería una gran oportunidad, no sólo por el día de la etapa, “si no por lo que venga detrás después. Ya se está notando que hay más ciclistas, así que puede ser bueno”. Los vecinos creen que con la exposición mediática de la Vuelta, Yernes y Tameza podría ampliar su estructura turística, con tan sólo una casa rural. Ven la etapa como un motor de desarrollo para el municipio.

“Lo primero es que serviría para que nos conozcan, es una publicidad increíble y sería muy positivo para mover el turismo rural”, comenta Carlos Fernández, vecino de Villabre y exAlcalde del concejo. Además, cree que el último tramo de etapa es perfecto para el disfrute del aficionado “porque tiene muchos cambios con subidas cortas pero duras que exigen esfuerzo”.

Además, el Ayuntamiento ha presentado varias posibilidades de llegada. Desde Grado con subida por Rañeces, también desde la villa moscona con ascenso por Cubia; y la que cobra más enteros por su efectismo es la uniría los puertos de San Lorenzo (Somiedo), Marabio (Teverga) y final en Fancuaya. “Así pasa por Villabre y recorre todo el concejo, el paisaje es precioso a un lado y al otro y es que Fancuaya ye mucho Fancuaya”, dice Charo García en una parada de su caminata diaria con Milagros López, quien opina que la llegada por Marabio “sería una etapa nueva y distinta, e igual es más guapa que la del Angliru”.

Hay mucha ilusión en Yernes y Tameza por conseguir un final de etapa de la Vuelta en 2022 y están dispuestos a colaborar en todo. También cuentan con el respaldo del Ayuntamiento de Grado para la organización y tienen el tramo de Yernes y Fancuaya como nuevo, recién reparado. “La carretera está muy bien, suben los camiones de ganado así que no hay problema”, concluye Olegario Cuendias a pie de campera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats