Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica del "miniderbi" asturiano: Vanderson mantiene la racha del Vetusta ante el Sporting B

El filial logra casi al final otro triunfo en el rojiblanco | La lluvia condicionó el partido

Como si hubiesen pasado de repente a la etapa universitaria, sin el paso por el instituto, a los jóvenes canteranos de Sporting y Oviedo les tocó una dura prueba. Nada de fútbol vistoso, combinativo y darse el gusto de demostrar la calidad de cada cantera. Tocó ponerse el mono

Como si hubiesen pasado de repente a la etapa universitaria, sin el paso por el instituto, a los jóvenes canteranos de Sporting y Oviedo les tocó una dura prueba. Nada de fútbol vistoso, combinativo y darse el gusto de demostrar la calidad de cada cantera. Tocó ponerse el mono de trabajo, activar el modo luchador, y afrontar la difícil batalla de la vida adulta, en la que en los derbis se requiere esa versión más intensa y resolutiva. Con el campo impracticable en Mareo por la fuerte lluvia, el Vetusta salió vencedor de otro “miniderbi” con un tanto de Vanderson en los instantes finales. Sigue la racha azul en los duelos de rivalidad asturiana. Como con los primeros equipos, el Vetusta también le ha cogido la medida al Sporting B.

Con la dificultad para combinar y poder elaborar jugadas, y lejos de remitirse el partido a acciones a balón parado o pelotazos, el choque de Segunda B entre rojiblancos y azules fue entretenido. Con ocasiones por ambos bandos para marcar. El Vetusta entró más decidido a por la victoria, y vio como se le anulaban dos tantos en la primera mitad. El Sporting B tuvo sus momentos de réplica y se acercó más al triunfo tras el paso por los vestuarios.

Pero ahí el conjunto azul aprovechó una buena contra para marcar cuando peor lo pasaba, y aguantar después con uñas y dientes los últimos instantes para sellar su tercera victoria del curso, que le sitúa en la zona alta, y dejar de paso tocado al equipo de Samuel Baños, que no logra salir del pozo.

Javi Cueto lideró el ataque del Vetusta. Suya fue la mejor ocasión, en una acción en la que obligó a sacar una buena mano a Christian Joel para atajar el peligro. Antes al atacante se le anuló un gol por fuera de juego, aunque es cierto que el árbitro ya había invalidado la acción antes de que controlase el balón y batiese al meta rojiblanco. En la primera mitad la acción más polémica fue una falta lateral que acabó marcando Joselu y que fue anulada por una posible falta señalada por el árbitro. El Sporting B intimidó la meta rival con un remate desviado de Iván Elena, ante la salida de Hórreo, y con sendos remates de cabeza de Mateo Arellano y Mecerreyes.

Al descanso llegó el Vetusta con el sabor amargo de que, en medio de la igualdad, habían propuesto más para ponerse por delante. La lluvia, que no paró de caer en Mareo, dejó el terreno de juego aún más impracticable. Con más barro y charcos la idea era clara: aprovechar el balón parado o salir rápido a la contra. El Sporting B se hizo más fuerte y aprovechó más el contragolpe. Dio entonces la sensación de intentar decantar más el partido a su dominio. Y llegó entonces el momento que pudo cambiar el partido. Un saque largo de Christian Joel le llegó a Lucas, pero el centrocampista rojiblanco se topó con el meta del Vetusta en el remate en el uno contra uno.

Faltando siete minutos, y cuando más sufría, el Vetusta aprovechó una rápida contra. David Fernández frenó primero el ataque, pero el balón volvió a caer del lado azul y el centro lateral le llegó a Vanderson. El extremo, en semicaída, y aprovechando el resbalón de Enol Coto, puso el 0-1, que acabó siendo definitivo, y muy celebrado por los jugadores del Vetusta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats