Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

No salen de pobres

l Sporting B y Marino empatan y siguen cerrando la clasificación | Los “nueves”, Mendi y Santamaría, los goleadores del partido

Mecerreyes intenta evitar el avance de Álex Arias, con Mendi y Trabanco de espaldas. | Juan Plaza

Mecerreyes intenta evitar el avance de Álex Arias, con Mendi y Trabanco de espaldas. | Juan Plaza

Mendi celebra el tanto del Marino. | Juan Plaza

Cuando se vive en el abismo cualquier punto se debería saborear. Pero no si se produce ante un rival directo. En la oportunidad ideal para escapar de la quema, Sporting B y Marino de Luanco empataron y se mantienen en la misma situación delicada. Un punto que no les hace salir de pobres a ninguno de los dos, y que les deja además con la sensación amarga de que pudieron conseguir más. El Marino de Luanco porque se adelantó y no supo mantener su renta. Y el Sporting B porque en su momento de mayor fortaleza se quedó corto y no fue capaz de culminar la remontada.

El regreso a Mareo de tres jugadores que dejaron huella en el Sporting se quedó en la presencia de Luis Morán. Míchel, con unas molestias, se cayó a última hora de la citación, Y Lora tuvo que dejar de jugar a la media hora, tras una pugna con Koné, que le abrió una brecha en la cabeza, y que provocó que le atendiese Gonzalo Revuelta, médico del club rojiblanco y con el que ya trató en su etapa en Mareo, para ponerle varios puntos de sutura. Pero aun así la presencia de Chechu Grana o Mendi, también exrojiblancos, le dieron un aroma especial al duelo regional.

Los nervios y el miedo a perder se notaron desde el comienzo. No le ha ido bien a ninguno de los dos en estos primeros compases de campeonato, Pero en el partido de ayer, con esas ocasiones en el primer acto, primó la agudeza y experiencia del Marino, que aprovechó una acción a balón parado a los 40 minutos, con un saque lateral de Álex Arias que remató de cabeza Mendi a la red.

En el primer periodo, un remate de César con la zurda para los rojiblancos que se fue alto fue la ocasión más clara, en un partido que tras el paso por los vestuarios tuvo un color diferente.

El Marino avisó también desde el balón parado nada más producirse la reanudación, y con la tranquilidad de sentirse por delante en el marcador. El Sporting tuvo una réplica también en un saque de esquina, pero el remate de Mecerreyes lo atajó Chechu Grana.

El Marino se echó demasiado atrás muy pronto y los rojiblancos, refrescados por la entrada de Lucas en la mediapunta por Morilla, se fueron haciendo más fuertes. Hasta que en el minuto 70, una buena jugada iniciada por Lucas, continuó con una combinación entre Enol Coto y Koné, que acabó marcando al segundo intento Santamaría.

El partido se puso bonito, con el filial rojiblanco llevando el peso, pero con el Marino manteniéndose vivo y buscando alguna contra. Mendi provocó, con un fuerte disparo raso desde la frontal, ejercitarse al máximo a Christian Joel para atajar el disparo. Y la contestación la tuvo también Lucas con un cabezazo en el descuento, que atajó Chechu.

Compartir el artículo

stats