Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sergio Sánchez se mira en el espejo de la primera plantilla

El nuevo entrenador del filial rojiblanco llama a fijarse en Gallego “por metodología y estilo de juego”

Sergio Sánchez da indicaciones ayer en su primer entrenamiento con el filial.

Sergio Sánchez da indicaciones ayer en su primer entrenamiento con el filial.

“El filial y las categorías inferiores tenemos en el primer equipo un espejo extraordinario en el que mirarnos”. Así lo asegura Sergio Sánchez, nuevo entrenador del Sporting B tras la destitución de Samuel Baños debido a la crisis de resultados que mantiene al filial rojiblanco último en su grupo de la división de bronce.

El que fuera portero del primer equipo da el salto desde el Juvenil A de División de Honor. “A los entrenadores nos gusta esto por los desafíos que se te presentan”, remarcó ayer en sus primeras declaraciones como nuevo técnico del filial, aunque lamentando que “desgraciadamente es por la destitución de un gran entrenador y buen amigo como es Samuel y por eso es una sensación agridulce, no una alegría completa “. No obstante, Sergio Sánchez quiso resaltar el trabajo realizado por su antecesor. “Toca recoger esos frutos que ha ido sembrando él durante todo este tiempo”, incidió, aunque dejando claro que “tenemos que darle una vuelta” al equipo.

Así, el técnico del filial, que ayer dirigió su primer entrenamiento, deja claro que “me gusta un equipo al que hagan pocas ocasiones y consiga hacer muchas, con un buen trato del balón y que defienda bien”. Pero, sobre todo, “un equipo en el que, sea cual sea el resultado, estemos orgullosos de él”, aunque consciente de que “eso es difícil de conseguir, pero si lo logramos estamos seguros de que las cosas van a salir”.

Para ello, Sergio Sánchez llama a fijarse en la primera plantilla de David Gallego, “tanto por comportamiento como por metodología y estilo de juego”, enfatizando que “hacía tiempo que no resultaba tan atractivo para todos, y los resultados ahí están”, con lo que “tenemos que tratar de imitarlo para conseguir que las cosas salgan”.

Y para ello, ve a sus jugadores “implicados en ese proceso de mejora y aprendizaje para conseguir resultados y para que continúen en ese camino que todos buscan, que es acceder al primer equipo”.

Así, a su favor está que ya conoce a muchos de ellos del Juvenil A y de su paso anterior por el equipo rojiblanco de Liga Nacional. “La adaptación no va a ser un problema, porque ya conozco la plantilla que dispongo y las condiciones que tienen”, incide.

Aumentar la confianza

Lo que sí tiene claro es que “hay que darle una vuelta para conseguir esos objetivos, logrando resultados que aumenten su confianza y sean capaces de expresar todo lo que llevan dentro, que es mucho”, alabó, aplaudiendo que “han demostrado que tienen el interés, la predisposición y la actitud, solo necesitan esos gramitos de confianza para conseguir demostrar ese potencial y empezar a sacar resultados a los que acogerse”. Caco Morán ocupará su puesto en el Juvenil A, mientras que Ángel Vázquez, “Chispi”, se ocupará del Juvenil B.

Compartir el artículo

stats