Una persona fue detenida en los altercados sucedidos en Soria tras el descenso del Numancia a la cuarta categoría del fútbol español. Varios aficionados se encararon con los jugadores tras el partido –en el que vencieron 1-0 al Dépor, pero no fue suficiente– y familiares de un jugador numantino se enfrentaron a ellos con bates y armas blancas.