Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes tenistas del Grupo arropan a Carreño: "Ahora, a por el bronce"

La escuela de tenis del Grupo Covadonga se reunió esta mañana para ver la semifinal olímpica de Pablo Carreño y, pese a la derrota, se declararon "orgullosos"

La escuela de tenis del Grupo Covadonga animando a Pablo Carreño

La escuela de tenis del Grupo Covadonga animando a Pablo Carreño

“Estoy muy orgulloso del torneo que está haciendo Pablo, ha superado varias adversidades y, aunque hoy no haya podido ganar, creo que se puede llevar el bronce”, dijo Darío Carballal al finalizar la semifinal olímpica entre el ruso Khachanov y el tenista gijonés. El joven, de 13 años, acudió a las instalaciones del Real Grupo de Cultura Covadonga para ver, en la sala polivalente del recinto, a su ídolo pelear por un puesto en la final, lo que le hubiese garantizado una medalla. Carballal no estuvo solo, ya que gran parte de la sección de tenis de la institución acudió para animar, desde la distancia, a uno de los suyos. 

Todos aplaudían cada punto de Carreño y suspiraban cada vez que su rival soltaba un golpe ganador. No perdieron la esperanza hasta la última jugada del partido, donde el ruso puso punto final al sueño dorado. “La derecha de Khachanov ha sido demoledora, aunque puede ser que la mezcla de nervios y cansancio le hayan jugado una mala pasada también”, apuntó el entrenador grupista Javier García. “Carreño no estuvo muy acertado con el revés y al ruso le entraban todas”, fue el resumen de otra tenista en ciernes, Daniela Fernández. 

Sin embargo, si algo compartían todos los allí presentes era su admiración por la gesta de Carreño. “Es el mejor representante que podríamos tener, lo que está consiguiendo no lo ha conseguido nadie más de aquí”, aseguró Andrés Rodríguez mientras que su compañera, la joven Marta Vázquez, añadió que “Pablo ha hecho una gran competición, estoy seguro que algún día llegará a ganar, al menos, un Grand Slam. Confío en él”.

Otra cosa de la que estaban completamente seguros es que ahora toca pensar en el siguiente partido, en la que está en juego nada más y nada menos que una medalla olímpica. “Tiene oportunidades, si juega como él sabe hacerlo puede ganar y quedar en el podio” aportó Lydia Cosgaya, de 15 años de edad. Lo que ni ella ni los demás sabían en ese momento era quien iba a ser el rival del tenista asturiano, si Novak Djokovic o Alexander Zverev, que jugaron inmediatamente a continuación. Finalmente saltó la sorpresa y fue el ruso quien avanzó, dejando al número uno del mundo y campeón de todos los Grand Slam de la temporada en la pelea por el bronce.

María José Echenique es la responsable de la sección de tenis del Grupo. Ella cree que Carreño “puede ganar a cualquiera”. Reconoció que prefería que el choque fuese con Zverev pero que “a Djokovic ya le ha ganado anteriormente y puede repetirlo”. Echenique quiso también elogiar al deportista por el hecho de no olvidar sus raíces. “Es una persona muy grupista y muy cercana a los niños, está ahí para cualquier cosa que le pedimos. Al final el Grupo es como una gran familia y el que se cría aquí lo tiene para siempre”, explicó antes de organizar a todos sus alumnos para una foto grupal, que se sacó a grito de “a por el bronce”.

Compartir el artículo

stats