Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ruta de 'La Roja'

Así juegan los rivales de España en el Mundial de Qatar-2022

Los hombres de Luis Enrique debutarán contra Costa Rica o Nueva Zelanda, para después verse las caras con Alemania y Japón

Luis Enrique y Hansi Flick, entrenador de Alemania, después del sorteo.

Luis Enrique conoce dos de los tres rivales que se encontrará en el Mundial de Qatar. Sabe el técnico que debutará contra Costa Rica o Nueva Zelanda el próximo 23 de noviembre, teniendo el segundo partido contra Alemania (27 de noviembre), a la que ya derrotó en el Mundial del 2010 camino de la primera estrella, y el tercer encuentro contra Japón, un duelo inédito (1 de diciembre).

Alemania, el coco

Alemania viene de una mala época. Alcanzó la cima en Maracaná hace ocho años. Y desde entonces entró en depresión porque la obra construida con paciencia y mimo por Joachim Löw se desintegró. Mantiene la esencia de aquella selección simbolizada en Neuer, pero el retrato de esa caída viene en la caída en primera fase del Mundial 2018 en Rusia. Una vergüenza porque fue incapaz de defender la corona conquistada en Brasil.

Hansi Dieter Flick abandonó el Bayern de Múnich tras llevarlo a la conquista del sextete, empeñado en la reconstrucción de una Alemania que se derrumbó. Neuer, Kimmich y Müller forman la columna vertebral de la regenerada Alemania, que tiene en Gnabry y Sané a dos bólidos por las bandas para darle vuelo al tradicional 4-2-3-1 que suele emplear Flick quedando como referencia ofensiva a Kai Haverz, el delantero del Chelsea.

Hay cuatro precedentes en los Mundiales, con dos derrotas, un empate y una sola victoria. Derrota en el Mundial 1966 (2-1); derrota también en el Mundial que acogió España en 1982 (2-1), empate en el Mundial de Estados Unidos-94 con la España de Clemente (1-1) y con un triunfo que le abrió a La Roja el paraíso de Sudáfrica con aquel cabezazo de Puyol para darle el triunfo en la semifinal del Mundial 2010 (1-0).

El portero alemán Manuel Neuer. EP

Japón, un enemigo desconocido

Japón no falla. No brilla en los Mundiales, pero acude fiel a la cita con los mejores del planeta. Desde 1998, la selección nipona no ha errado en este torneo, alternando tres citas en las que caía eliminada en la primera fase (Francia-1998, Alemania-2006 y Brasil-2014), con apariciones más esperanzadoras como Corea y Japón (2002) y Sudáfrica-2010 donde quedó en novena posición, mientras en Rusia-2018 acabó en decimoquinto lugar.

Japón se caracteriza por un fútbol tan dinámico como desordenado, incapaz como es de gobernar los partidos, a pesar de la inyección que ha recibido en los últimos tiempos del fútbol europeo donde habitan jugadores como Tomiyasu, el defensa del Arsenal, o Minamino, el delantero del Liverpool, además de Kyogo Furuhashi, el desequilibraste extremo que brilló en el Vissel Kobe con Iniesta antes de ser fichado por el Celtic de Glasgow. 

Esa emergente selección japonesa está dirigida por Hajime Moriyasu, quien asumió el mando después de ejercer de asistente de Akira Nishino en el Mundial de Rusia-2018. Era un proceso natural su ascenso al banquillo como máximo responsable técnico porque había coleccionado buenos resultados con las categorías inferiores de Japón. 

Solo existe un precedente de la selección española contra el equipo asiático. Fue en el 2001 cuando Camacho era seleccionador y ganó 'La Roja' (1-0). Era abril del 2001 y el gol fue marcado por Rubén Baraja en el último minuto.

Takefusa Kubo. Domenech Castelló

Nueva Zelanda y Costa Rica

El tercer rival de España que será el primero por calendario saldrá del ganador del duelo entre Nueva Zelanda y Costa Rica. Una repesca que se realizará a mediados de junio. Y hasta entonces no sabrá Luis Enrique con quien se enfrentará en el duelo inaugural del grupo E del Mundial-2022. 

Nueva Zelanda jugará su cuarta repesca consecutiva en busca de repetir el éxito que solo logró en la primera cuando le permitió llegar al Mundial-2010, donde quedo encuadrada en el grupo F con Paraguay, Eslovaquia e Italia. No ganó ni un partido. Ni tampoco lo perdió. Firmó tres empates, que le dieron tres puntos y la tercera plaza que le envió a casa. Ahora, en cambio, se ha paseado por la zona de Oceanía de la mano de Chris Wood, el certero delantero del Newcastle. Jugó también Nueva Zelanda el Mundial de España-82 y no pasó tampoco de la primera fase.

Costa Rica ha tenido muchos problemas en el grupo de la Concacaf, donde quedó igualada a Estados Unidos por puntos, pero terminó por detrás. Es la gran favorita ante Nueva Zelanda sustentada en la seguridad que le proporciona Keylor Navas, el exportero del Madrid que ahora juega en el Paris SG. Si gana la repesca, sería su tercer Mundial consecutivo, el quinto en su historia. Caía eliminada en la fase de grupos de Rusia-2018, tras alcanzar notoriedad y fama en Brasil-2014 donde quedó primera de un grupo donde estaban Uruguay-Italia e Inglaterra y llegó hasta los cuartos de final.

Compartir el artículo

stats