Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FC Barcelona

Laporta pide el aval de los socios para activar las palancas que saquen al Barça de la ruina

Laporta, en la asamblea de compromisarios del Barça. JORDI COTRINA

En jueves, día laborable. Y por vía telemática. A menos de dos semanas de que el Barça cierre las cuentas de este ejercicio convulso, con cero títulos, tres entrenadores (Koeman, el interino Sergi y Xavi), en el que la ruina económica ha sido más que evidente. Joan Laporta ha citado para este jueves a la asamblea de compromisarios de forma extraordinaria para obtener el aval necesario para impulsar las “palancas", según su propia expresión, o venta de activos adecuadas que permitan al Barcelona huir de ese desastre en el que anda enfangado tras la desastrosa gestión de Josep Maria Bartomeu.

Laporta reúne a los socios y socias para reclamarles su apoyo incondicional. No dirá a quién venderá esos activos ni tampoco la cifra que recibirá. Todo, como ya ocurrió con el acuerdo con Spotify, avalado mayoritariamente por la asamblea, sin saber cantidad alguna, supone un incondicional gesto de confianza hacia el presidente, convencido de que tiene ya los recursos económicos imprescindibles para sortear una de las situaciones más delicadas de la historia del club.

Propondrá Laporta a la asamblea, que no será presencial, que certifiquen su apoyo, aunque sea a ciegas, a dos opciones que tienen como vía inmediata para detener la hemorragia que ahoga al Barça, cuya deuda es de 1.350 millones de euros y acumuló en la pasada temporada unas pérdidas de 481, teniendo, además, una masa salarial en la plantilla de 560 millones, la más alta de Europa ya que Madrid (400) y Bayern Múnich (300) están muy por debajo.

La venta del 49,9% de BLM y de los derechos de televisión de la Liga hasta un tope de 25 años son las vías que plantea la junta a los compromisarios

decoration

La venta de activos pasaría primero por que la asamblea dé el paso de autorizar la adquisición "de uno o más inversores", según recogió el club, en la participación minoritaria del capital (hasta el 49,9%) de la sociedad Barça Licensig & Merchandising S.L. (BLM).

La segunda ruta pasa por permitir "la cesión de uno o más inversores de hasta el 25% de los ingresos para la explotación de los derechos de televisión" correspondientes a la Liga hasta un máximo de los próximos 25 años.

Sin pacto con Tebas y CVC

Roto el pacto tejido en su día con Javier Tebas y CVC, el fondo de inversión al que se han adscrito todos los clubs de Primera y Segunda, excepto Barça, Madrid y Athletic, Laporta ha buscado dinero hasta debajo de las piedras para salir de la miseria. Una miseria que le condiciona de manera absoluta en el presente inmediato (no puede hacer fichajes ni inscribir a los que ya tiene apalabrados). 

Se ampara Laporta en una obligada confidencialidad para obtener el máximo dinero posible con el tiempo límite a punto de concluir, temiéndose incluso que haya pérdidas de más de 100 millones de euros al cierre de este ejercicio. No se llegó a cuartos de final de la Champions como estaba presupuestado ni tampoco se han obtenido los 50 millones fijados por la venta del 49.9% de Barça Studios.

"El club estaba muerto, pero si activamos las palancas saldremos del hospital porque primero saldremos de la UCI, luego iremos a planta y, al final, haremos vida normal"

decoration

Tras varios meses de negociaciones, el club ha descartado por ahora un acuerdo con Fanatics, que andaba interesada por BLM, aguardando que lleguen ofertas mejores. Incluso de la propia Fanatics.

Romeu y Laporta, en un acto del Barça en el Auditori 1899 del Camp Nou. JORDI COTRINA

Pero la directiva, que no ha querido recurrir a tocar el bolsillo del socio o socia para salir de la crisis, considera que dispone de alternativas para conseguirlo.

"500 millones de fondos propios negativos"

"El club estaba muerto, pero si activamos las palancas saldremos del hospital porque primero saldremos de la UCI, luego iremos a planta y, al final, haremos vida normal", recordó Laporta, mientras Eduard Romeu, el vicepresidente económico, sostiene que no se busca en ningún momento ser una Sociedad Anónima Deportiva (SAD). Ni tan siquiera de forma encubierta.

Para el Barça es, sin embargo, cuestión de vida o muerte económica y, por supuesto, deportiva (Xavi aguarda inquieto el desenlace de la asamblea), hallar recursos porque la entidad tiene, como recuerda Romeu siempre, "500 millones de fondos propios negativos". 

De ahí que la junta ni se plantea que la asamblea no apruebe este jueves esas dos salidas urgentes para taponar la hemorragia financiera que viene viviendo en el último lustro. Arruinado está el Barça y Laporta implora medidas drásticas a los compromisarios para abandonar lo antes posible esa miseria.

Si logra la directiva de Laporta que entre ese dinero antes del 30 de junio podrá en un mes (el fair play de la Liga expira el 31 de julio) activar esos mecanismos para darle a Xavi los fichajes que exige para reconstruir la plantilla.

Compartir el artículo

stats