Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FC Barcelona

Gavi, un nuevo 6 para muchos años

La renovación hasta 2026 del interior azulgrana, que heredará el dorsal de Xavi, consolida el proceso de reconstrucción del equipo

Gavi celebra el gol que marcó al Atlético en a Liga pasada. Marc Graupera

El 6 es el número emblemático de Xavi. Catorce años llevó el actual entrenador ese dorsal, que le identifica a él, del mismo modo que él es el mayor representante y el más recordado también, esa camiseta. El 6 pasará a ser el 6 de Gavi, para que lo dignifique y le dé una larga duración a partir de enero. Y, si pudiera ser, que lo acompañe de tantos éxitos como su más ilustre predecesor.

El Barça le ha reservado esa camiseta y, de paso, cierra un círculo. Antes de Xavi, el último portador del 6 fue Iván de la Peña, el agente de Gavi, a quien reclutó, cuidó y representó, por este orden, a aquel crío sevillano de 11 años que se llama en realidad Pablo Martín Páez Gavira y que sobresalía en la cantera del Betis por su capacidad goleadora.

Era alevín. Y siendo juvenil, y todavía menor de edad, debutó la pasada campaña en el primer equipo azulgrana. Con el 30 a la espalda. Lo seguirá llevando hasta enero, porque ese 6, desde que lo colgó Xavi, ha pasado de cuerpo en cuerpo (los de Dani Alves, Denis Suárez, Jean-Clair Todibo, Carles Aleñà, Riqui Puig y Miralem Pjanic) y ha sido utilizado en el comienzo de la Liga.

La camiseta de Pjanic

De forma virtual, claro. Se adjudicó a Pjanic. Ni siquiera debutó con él. Después de cuatro partidos, se marchó al Sharjah, club de los Emiratos Árabes Unidos. Xavi empezó con el 29, la primera y única vez que fue convocado en la temporada 97-98, pasó al 26 al ascender al primer equipo, luego lo rebajó al 16 hasta que tuvo suficiente antigüedad para reclamar el que quería.

Gavi ha tardado mucho menos en adquirir el 6. Un año. Entonces fue un recurso de emergencia, más allá de que atrajera la atención de Ronald Koeman por su talento, al que acompaña con una viveza y una predisposición para la presión únicas. Ahora, tres entrenadores y diez meses después, internacional y mayor de edad, adquiere el estatus de futbolista del primer equipo.

Ya tenía esa categoría, que ahora será oficial. El contrato está renovado hace meses, pero la firma se ha ido retrasando por el interés del club para poder manejar el puñetero límite salarial. Eso por un lado. Y por otro, por la consideración que tiene Gavi en las entrañas de Sant Joan Despí. Empezando por la del 6 original. Es un corazón con piernas”, dice Xavi, maravillado por el tesón y el entusiasmo que empeña en cada acción. No distingue un entrenamiento de un partido. Justo lo que desean los entrenadores.

El 6, el 8, el 10, el 4...

Y a Xavi, que urgía la renovación urgente de Gavi en diciembre, se le ilumina la cara viendo que empieza a elevarse el proyecto que construye el Barça. Con Gavi tiene al 6, aunque lleve el 30. Pedri es el 8, con lo que se le dibuja en la mente la reedición del 6 y el 8 que formaron él con IniestaAnsu Fati heredó el 10 de ya saben de quiénRonald Araujo viste el 4 y también abrió el Camp Nou. El mayor, que es el uruguayo, tiene 23 años. Todos tiene el valor de los 1.000 millones que figuran en sus cláusulas. Ferran luce el 11 y Nico González quién sabe si será el 5 cuando regrese de Valencia.

Como Ansu y Nico, inició Gavi en Sant Despí el camino hacia lo que es ahora. Un futbolista mayor. Mayor de edad y mayor en dimensión, internacional absoluto desde el año pasado.

Luis Enrique le llevó la selección entre la incredulidad, la estupefacción y, por qué no decirlo, cierto fastidio en algunos medios. Otro jugador del Barça, semidesconocido, por delante de según quién. Desconociendo, claro, que Luis Enrique conocía de las andanzas por el fútbol base del menudo jugador (mide 1,73 m. y pesa 70 kg), popular también entre los entrenadores que le tuvieron porque no se abrochaba nunca las botas. Hay fotos que atestiguan los cordones desatados jugando en Primera.

Récords con España

Dos días mal contados después de debutar con el Barça –el brevísimo lapso que va del 29 de agosto al 30 de septiembre, debutó también con la selección. El 6 de octubre fue titular ante Italia en la semifinal de la Liga de las Naciones con 17 años y 62 días, batiendo un récord de precocidad que databa de 1936 (Ángel Zubieta, 17 años y 284 días). El pasado 5 de junio, con su primer gol con España superaba el récord de Ansu Fati por cuatro días: 17 años y 304 días.

Con 16 (el 4 de agosto de 2021) había aparecido por primera vez en un amistoso de pretemporada ante el Red Bull. Sufrió una fractura de mandíbula. Doloroso estreno. Y, sin embargo, nunca ha dado un paso atrás. Ni para tomar impulso.

Compartir el artículo

stats