Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga Endesa

Álex Abrines: “Saras no es fácil para los jugadores, pero es el mejor entrenador”

El alero del Barça afronta con mucha ambición la nueva temporada, en la que la Euroliga vuelve a ser un objetivo preferente

Álex Abrines posa en el Palau, en la entrevista con El Periódico. Zowy Voeten

Superada la lesión de rodilla que le impidió ir al Eurobasket y lo tuvo de baja cinco meses el pasaso curso, Álex Abrines (Palma, 29 años) arranca la Liga Endesa con el Barça este viernes en la pista del Gran Canaria con la ambición de asumir un rol protagonista y estar en la pelea por todos los títulos con una plantilla reconstruida con seis fichajes de primer nivel.

 

Usted vivió una temporada irregular con su grave lesión de rodilla izquierda. ¿Cómo llega al nuevo curso?

Mentalmente llego bastante bien y la lesión está olvidada. El hecho de haber descansado, entre comillas, este verano, me ha ayudado bastante a cargar pilas. Aunque el tema mental ha sido complicado. Tardé más de lo que yo creía en recuperarme de la lesión y por eso tuve que renunciar a la selección. Siempre he estado trabajando un paso por detrás de lo que yo esperaba este verano

  

Le dolió esa renuncia, ¿cómo lo ha vivido desde la distancia?

Sí, tenía ganas de ir. Era un año de transición, con muchas bajas y podía haber tenido un papel importante. No fue fácil la decisión. Intenté darme una oportunidad. Pero a mediados de julio aún me costaba simplemente trotar. Así que tomé una decisión: que era estar lo más sano posible en este inicio de temporada y no arriesgar. Pero desde la distancia disfruté como el que más. Fue increíble y pese a que había selecciones de superestrellas como Eslovenia, Francia o incluso Alemania, demostramos que era la selección que jugó mejor baloncesto.

“Veo impaciencia con el Barça, pero estamos en el camino correcto, más allá de que el año pasado no salieran las cosas”

decoration

 

El año pasado con los problemas físicos, el covid, su minutaje se redujo y también su impacto (13 minutos, 5,7 puntos). ¿Qué objetivos se marca en el curso?

Todos somos ambiciosos y queremos jugar el máximo. Pero hay que entender que en el Barça hay mucha rivalidad sana. Y muchos buenos jugadores que también se merecen minutos. Será una temporada larga y por suerte creo que va a haber muchas rotaciones. Eso es una motivación para seguir trabajando y para que cuando llegue el partido en que te necesiten, estés preparado.

Abrines lanza a canasta en la final de la Supercopa ante el Real Madrid.

Seis cambios en la plantilla de un año a otro denotan el deseo de rehacer el proyecto ¿En qué les mejoran esas seis incorporaciones?

Yo veo una plantilla más completa. Jugadores como Vesely o Tobey pueden abrir mucho el campo, incluso Oscar (Da Silva) que puede jugar el 4 abierto y correr bien el campo. En la posición de base es donde más lo vamos a notar. Es un perfil totalmente te diferente. Aunque nadie tiene el pase de Calathes, Satoransky también tiene esa visión y te da anotación, poste bajo. Te puede dar más juego en transición. El equipo está confeccionado para ser amplio, con muchas posibilidades y capacidad de correr mucho más. Eso es lo que queremos este año. 

 

¿Está ilusionado con la confección del equipo

Veo mucha ambición en el vestuario. Al final, yo creo que cada año empezamos igual. No voy a despreciar los fichajes de otros años, con los que también competíamos y ganábamos títulos. Pero no depende solo de nosotros. Otros equipos también se han reforzado muy bien y al final tanto ACB como Euroliga son competiciones muy duras y largas, que se deciden por detalles.

“No llegamos bien al tramo final de la pasada temporada por muchas razones. Este año creo que la planificación se hará diferente”.

decoration

Abrines se dirige al banquillo del Barça durante un tiempo muerto.

La llegada de Mirotic en 2019, un jugador diferencial, hacía intuir un cambio de ciclo y eso se vio el segundo año. Pero el balance general (3 títulos de los últimos 10) no es muy favorable.

A ver, visto así, tres son pocos. Pero quitada la primera ante el Baskonia y esta última Liga, en la que el Madrid se la mereció más, hicimos las cosas bien. En la ‘final four’ de hace dos años estuvimos a punto de ganar. Podíamos haber sumado alguno más. Pero hay que seguir trabajando para demostrarlo con títulos.

Dio la sensación en la parte final de la temporada en que la química del vestuario se había roto y que el equipo iba muy al límite.

La sensación fue esa. Todos estamos de acuerdo en que no llegamos bien ni física ni mentalmente. No sabría decirte las causas. Fue un cúmulo de muchas cosas. Al final no llegamos al momento que hay que estar. Este año creo que se planteará diferente la temporada. Y si hay que dar más descanso a jugadores que llevan mucho minutaje, se hará. Creo que este año se le va a dar una vuelta, porque el equipo no llegó bien al tramo final, que es cuando hay que estar mejor. Entonces vale la pena sacrificar parte de la fase regular si al final estás mejor en los últimos 2 o 3 meses.

No debe ser fácil tampoco en ese escenario tener un entrenador con carácter tan fuerte, que busca la perfección y que perdona muy poco como Jasikevicius.

Es difícil, pero al final es muy buen entrenador. El mejor. Tácticamente no creo que haya uno igual. Quizás Xavi Pascual esté a la altura. Pero es verdad que para los jugadores no es fácil. Vas siempre con el gancho al cuello en ataque y en defensa. Eso gasta mucho mentalmente. Pero por lo que llevamos, creo que Saras está haciendo un cambio e intentando plantearlo de otra manera. Obviamente cuando tiene que apretar, lo hace. Pero también está dando margen para que podamos jugar un poco más libres y no castigar tanto los errores, porque al final un error puede hacerlo cualquiera. Y ahora castiga ese error si es la segunda o la tercera vez.

 

“El Madrid tiene un equipo muy físico y sufrimos, pero habrá que ponerle más ganas para reducir las diferencias y jugar nuestras cartas”

decoration

El Madrid les arrolló a nivel físico en la parte decisiva de la temporada (Euroliga, final de Liga,) y en este inicio en la Supercopa. ¿Físicamente son inabordables? 

Sí que es verdad que son muy grandes, más este año con fichajes como el de Musa en la posición de dos y con Hezonja. Tienen un equipo más físico y sufrimos. Con Tavares se nota mucho en las segundas oportunidades. Tenemos que luchar más y ponerle más ganas para reducir esa ventaja física que tienen. La llegada de Vesely, Tobey o Kalinic nos puede ayudar. También tener un base como Satoransky, que puede jugar en el poste y llevar un ritmo más alto. Somos un equipo más joven y creo tenemos que aprovechar eso para jugar con más ritmo y hacer que el Madrid tenga que correr más.

Jasikevicius afronta su tercera temporada. Usted que ya ha vivido diferentes etapas en el club, ¿tiene la sensación de urgencias, de necesidad de resultados, en especial la Euroliga? 

Lo que veo con el Barça es la impaciencia. Yo como fan, también creo que hace dos o tres años que tenemos equipo para ganarla. Pero como jugador veo que es una competición muy difícil, en la que aún jugando bien puedes perder. Estamos en el camino correcto, más allá de que el año pasado no salieran las cosas como esperábamos. Desde la llegada de Saras hubo un cambio. Nosotros somos los primeros con ganas de levantar la Euroliga y celebrarla. El club se lo merece. Al final, sin dejar de lado Liga y Copa, el más grande y el que queremos ganar todos. 

Compartir el artículo

stats