Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manel Menéndez: "Nos está faltando acierto en ataque, pero estamos mejor a nivel de juego"

El entrenador analiza el pinchazo del Marino durante las últimas jornadas

Manel Menéndez. | Mara Villamuza

Una victoria en los últimos siete partidos. El Marino ha pasado de estar primero en la cuarta jornada de Liga a ocupar el undécimo lugar de la tabla. "Antes el balón entraba y ahora ya no", resume Manel Menéndez, entrenador de los gozoniegos, que huye de la palabra crisis. "Si ves los partidos, ahora el equipo está en un gran momento de juego, pero estamos teniendo poca suerte de cara a puerta", dice el entrenador.

"Hemos mejorado a nivel de juego, potenciando lo que veníamos trabajando desde la pretemporada. Nos falta estar un poco más acertados en el área rival", explica Menéndez, que cree que una de las causas de la mala racha de resultados está en la poca puntuación que están cosechando en Miramar: "Fuera estamos bastante bien, pero nos está haciendo mucho daño no ganar en casa. Por ejemplo, en el último partido ante el Palencia creo que merecíamos más, pero no nos está acompañando la suerte". Manel Menéndez tiene claro cuál fue el punto en el que el equipo cambió su mentalidad. "Fue a raíz del partido ante el Bergantiños, cuando nos remontaron un 2-0. Que te levanten un partido así en casa puede afectar", señala el técnico, que también opina que, a pesar de la mejora en el juego, ahora están cometiendo errores que "antes no hacíamos, y eso poco a poco nos va comiendo puntos".

"La relajación no existe, por muy arriba estuviésemos sabíamos lo que hay", comenta Menéndez, que despeja las dudas sobre si sus pupilos se han confiado al verse en la zona alta de la tabla. "Entramos bien a la Liga, es verdad, pero sabíamos que esto iba a pasar. Lo que no esperábamos es que fuese tan rápido. Equipos que habían empezado mal, como el Compostela o el Zamora, han empezado a escalar posiciones, y eso nos afecta", indica el avilesino, que quiere aprovechar la visita al filial del Valladolid para reponerse de este mal momento y volver a la senda del triunfo.

Aunque la situación se parezca mucho a una crisis, Menéndez no deja de trasmitir tranquilidad a sus pupilos. "No debemos comernos la cabeza. Cuando pierdes un partido, sobre todo en casa, afecta a los jugadores. Parece que jugando en Miramar estamos obligados siempre a ganar. Y ese peso extra puede llegar a penalizar a la plantilla", afirma el entrenador del Marino, que recuerda que durante la temporada pasada también vivieron una racha de partidos similar a esta. "Por el juego que estamos mostrando creo que el equipo merece más. Defensivamente estamos mejor, pero nos está penalizando el poco acierto arriba", confiesa.

"Debemos estar tranquilos, sabemos lo difícil que está la categoría. Si echas un ojo a la clasificación, estamos a dos puestos del descenso, sí, pero también a tres de la zona de ascenso", aconseja Menéndez, consciente de lo apretada que está la tabla en Segunda RFEF. "Al final es que estábamos arriba y se crean unas expectativas, es normal. Pero yo confío en el trabajo que estamos haciendo, que es muy bueno, y que los resultados volverán a llegar", explica.

Para volver a la victoria la fórmula está clara: trabajar en los entrenamientos. "Intentamos focalizar en el balón parado y en los centros laterales. En los entrenamientos tratamos de insistir también con los delanteros y la gente de arriba, para que recuperen la chispa", señala el técnico, que aun así remarca la diferencia entre lo que se practica y la realidad en los encuentros. "No hay la presión que se siente cuando estás en un partido real. Pero al final, el que hace gol acaba volviendo a meter. Confío en mis jugadores", sentencia Menéndez, motivado de cara al encuentro ante el Valladolid B de este fin de semana.

Compartir el artículo

stats