José Antonio Suárez“Cohete”, subcampeón de España de rallies, se llevó ayer un buen susto cuando conducía el Ferrari F8 Tributo que le había prestado su patrocinador. Un vehículo que cuesta en torno a 264.000 euros y que acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 2,8 segundos. A su vez, lleva frenos carbocerámicos y es capaz de frenar de 0 a 100 kilómetros por hora en solo 40 metros. Según fuentes de la Guardia Civil de Oviedo, el otro turismo, un Opel Corsa, fue el que impactó contra el Ferrari de Suárez “Cohete” en la carretera de Pravia a Soto del Barco, a la altura de La Imera.

El suceso no tuvo consecuencias graves para la salud de ninguno de los ocupantes de los vehículos y tan solo hubo que lamentar los daños materiales. El piloto de Pravia quiso explicar unas horas más tarde lo que había sucedido a través de sus redes sociales: “Circulaba por la vía principal y un vehículo que se incorporaba desde una secundaria, no nos vio, intenté esquivarlo, pero no fue suficiente y choqué con él”.

El praviano ha querido explicar lo sucedido a través de un mensaje que ha publicado en su cuenta oficial de Twitter. "Siempre me gusta dar la cara cuando las cosas van bien. También cuando no lo van tanto y hoy como habéis visto en redes sociales he tenido un accidente. Circulaba por la vía principal y un vehículo que se incorporaba desde una secundaria no nos vio. Intenté esquivarlo, pero no fue suficiente. No hay que lamentar ningún tipo de daño personal, tan solo materiales y esto es lo que importa realmente. También me gustaría hacer un recordatorio del compromiso que tenemos todos y cada uno de nosotros con la circulación, con el ser responsables y asegurarnos el doble de las maniobras que vayamos a hacer. También decir que la zona es un punto negro en el que habitualmente hay accidentes, que en el pasado tuvimos que lamentar fallecimientos y espero que las autoridades tomen medidas sobre ello y que acondicionen la incorporación a la carretera principal de una mejor forma", ha explicado el piloto asturiano.