Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La odisea de Hailey Dias-Allen: salió el jueves de EE UU y llegó anoche a Avilés

La nueva jugadora del ADBA durmió dos noches en Barajas y tuvo que usar tres medios de transporte diferentes

Hailey Dias-Allen, ayer al llegar a Oviedo ADBA

Hailey Dias-Allen, ayer al llegar a Oviedo ADBA

Tardará mucho tiempo en olvidar Hailey Dias-Allen su vieja a España para jugar en el ADBA, en Avilés. La estadounidense, de 22 años, salió el jueves de Charlotte, donde residía, con destino al aeropuerto de Miami, un vuelo que dura algo menos de dos horas. Una vez en Miami,

Y ahí empezó la verdadera odisea. El plan previsto era coger el avión con destino a Asturias a las nueve de la noche, pero las condiciones climatológicas que han sembrado el caos en Madrid hicieron que no solo no pudiera llegar al partido que el ADBA perdió (44-66) el domingo, sino que alargaron el viaje hasta ayer por la noche.

El vuelo de la noche del viernes fue cancelado después de que los pasajeros se pasaran dentro del avión tres horas. Esa noche Hailey tuvo que dormir en el aeropuerto al ser imposible encontrarle un hotel donde alojarla. Además, tampoco sabía con seguridad cuándo iba a salir el avión. El ADBA explica que la jugadora estuvo en todo momento en contacto con gente del club que habla inglés para poder ayudarla en los pasos que debía ir dando.

Al día siguiente, el sábado, y después de que les dijeran que hasta el lunes a las 7:30 horas no habría otro vuelo, el club le buscó un hotel donde descansar tras la paliza. Tampoco eso fue sencillo: después de bajar del Metro en Madrid tuvo que caminar media hora entre la nieve hasta llegar a su alojamiento. El domingo, para evitar riesgos, decidió pasar de nuevo la noche en Barajas esperando el vuelo que salía temprano al día siguiente, pero al poco de llegar le dijeron que también se cancelaba y hasta la tarde no habría otro nuevo vuelo. Pero es que ese también fue cancelado y ahí tuvo que optar por cambiar de plan. Una vez cancelado el vuelo del lunes por la tarde, Hailey, ayudada por Grace Forchetto, gijonesa y profesora de inglés que la ayudó con el idioma, decidieron irse en tren. El club intentó comprarle el billete por la web, pero quedaban pocos billetes y estaban reservados. Ya juntas, Forchetto y Hailey decidieron desplazarse hasta la estación de tren, en Chamartín, y comprar los billetes. No les fue fácil, pero por fin les dieron los pasajes.

El viaje parecía haber llegado a su fin, pero aún quedaba un nuevo escollo que superar. El tren, que debía llegar a Oviedo a las 20 horas, se averió en León y fue acumulando retraso. Hasta el punto de que directivos del ADBA se plantearon ir a recogerla a León. No fue necesario porque cogió autobús con el que llegó a la capital del Principado a las 21:30 horas. Allí esperaba a Hailey un directivo que la llevó a Avilés, donde se tomará un merecido descanso antes de incorporarse a los entrenamientos del ADBA y volver a pensar en baloncesto.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats