Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica del derbi asturiano de balonmano: semana perfecta para el Oviedo

El Balonmano Gijón se estrella contra la defensa de las ovetenses, que cierran una semana perfecta con tres victorias

La defensa del Oviedo impide el lanzamiento de Vanesa Lozano.

La defensa del Oviedo impide el lanzamiento de Vanesa Lozano.

El Oviedo Balonmano cerró ayer en el pabellón de La Tejerona una semana perfecta con tres partidos y otras tantas victorias que le permiten seguir en la lucha por la fase de ascenso. El derbi regional ante el Balonmano Gijón, suspendido en su día por la negativa de las

El Oviedo Balonmano cerró ayer en el pabellón de La Tejerona una semana perfecta con tres partidos y otras tantas victorias que le permiten seguir en la lucha por la fase de ascenso. El derbi regional ante el Balonmano Gijón, suspendido en su día por la negativa de las gijonesas a jugar ante la posibilidad de positivos en las filas ovetenses, no respondió a las expectativas creadas, ya que el equipo de Manolo Díaz fue netamente superior al gijonés, que en la noche de ayer estuvo lejos del nivel que ofreció en otras jornadas. Al final: 16-32 para las ovetenses

En las filas del Oviedo había hasta cuatro jugadoras con pasado en el Balonmano Gijón: Estefanía Parapar, Andrea Carvajal, Laura Gutiérrez y Miriam Cortina, ahora en un equipo con mayores ambiciones y que lucha por el ascenso y que suponían un aliciente más para los espectadores que hasta un número de 166 pudieron presenciar el partido en directo.

Desde el primer momento la defensa ovetense se impuso al ataque gijonés, si bien el encuentro estuvo igualado en los primeros diez minutos en los que, eso sí, el Oviedo Balonmano se adelantaba en el marcador para luego igualar las gijonesas.

El ataque de las de la capital lograba, mediante constantes penetraciones, sacar numerosos penaltis y alguna exclusión, y el marcador poco a poco fue decantándose a su favor.

Por contra, el Balonmano Gijón se empeñó en atacar por el centro y ahí la defensa del Oviedo estuvo muy segura. Las extremos gijonesas apenas entraron en juego y nunca inquietaron la portería rival. Además, sabedoras de la falta de lanzamiento exterior de las locales, la defensa se cerró muy bien sobre las jugadoras claves como Vanesa Lozano o las jóvenes Nerea Solares y Saray Trabanco, y la primera mitad finalizó con tan solo seis goles para el Balonmano Gijón y una diferencia de 9, 6-15, para el Oviedo. El partido estaba prácticamente decidido a falta de la segunda parte.

La clara diferencia que habían logrado en la primera parte no relajó en la segunda a las jugadoras del Oviedo Balonmano, que siguieron con su juego fuerte en defensa y efectivo en ataque. La diferencia alcanzó rápido los diez goles, 7-17, a los tres minutos de la segunda parte, y así se mantuvo durante varios minutos, con ventajas de diez u once goles para las visitantes.

No obstante, los primeros minutos de esta segunda parte estuvieron mucho más equilibrados en cuanto al marcador, aunque al final se impuso el mayor potencial de la plantilla azul, que acabó llevándose el partido por una diferencia de 16 que deja bien clara su superioridad en el encuentro al doblar a su rival en el electrónico, 16-32.

El Balonmano Gijón se mantiene en la zona tranquila a pesar de la derrota, mientras que el Oviedo Balonmano mantiene su candidatura a luchar por el ascenso. En el apartado goleador las más destacadas fueron Celia Rojo con 7 goles, Carmen García-Calvo con 6 y Teresa Rodríguez con 5 en las filas ovetenses, y Vanesa Lozano con 5 en las gijonesas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats