Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fueron las horas en las que se decidió el despido de Abraham como entrenador del Avilés

El club pacta la salida del técnico, que seguirá vinculado en la parcela deportiva, y busca un relevo, con Dani Borreguero como candidato

Abraham, durante la rueda de prensa de la semana pasada. | Ricardo Solís

Abraham, durante la rueda de prensa de la semana pasada. | Ricardo Solís

“Quedan ocho partidos y tenemos que tener una reacción ya”. Con esta idea en mente, Abraham Albarrán, entrenador del Real Avilés, y Diego Baeza, el propietario, pactaron ayer que el primero deje de dirigir a la primera plantilla blanquiazul, aunque seguirá vinculado a la entidad en una labor no especificada pero relacionada con el asesoramiento deportivo.

El club busca un nuevo técnico, que deberá ser un conocedor de la categoría o alguien del que se suponga buen manejo del vestuario. Dentro de esta última categoría se encuentra Dani Borreguero, ex jugador del Sporting, entre otros clubes, y que ahora entrena al Llanera juvenil.

El principal escollo es que Borreguero tiene otro trabajo y el Avilés no está dispuesto a renunciar al toque profesional de entrenar por las mañanas.

Diego Baeza apunta que fue el propio Abraham el que ayer por la mañana, tras una profunda reflexión, le propuso dejar el cargo. “El domingo por la noche estuvimos hablando, analizando la situación, pero no se habló del cese en ningún momento. Él es una persona muy comprometida con nosotros y con el club y esta mañana (por ayer por la mañana) me planteó que igual el estímulo que necesitaban los jugadores era un nuevo entrenador. Lo argumentó bien, cree que con lo poco que queda de temporada hay que reaccionar ya”.

El caso es que el Avilés, después de las derrotas ante el Ceares en casa y en el derbi de Tabiella frente al Navarro, se ha alejado de los primeros puestos. Abraham, además, ha estado involucrado en dos polémicas.

La primera con el Stadium, mostrando su deseo de que “baje y desaparezca”, y la segunda con el entrenador del Navarro, del que dijo que había estado echando cortes de manga, que se creía Mourinho y que se ofrecía a todos los equipos. Sin embargo, el propietario del Avilés no tiene reproches para Abraham en este sentido: “No me molesta, él es así, lo quieres o lo matas, y cuando se le contrata sabes el carácter que tiene. Él quiere al club y los jugadores estaban a muerte con él”.

Compartir el artículo

stats