Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

El naviego y el gijonés que la rompen en el baloncesto asturiano

José Antonio López y Fernando Fernández, líderes en valoración de su grupo

Por la izquierda, Fernando Fernández Noval y José Antonio López, ayer, antes del entrenamiento. | Juan Plaza

Por la izquierda, Fernando Fernández Noval y José Antonio López, ayer, antes del entrenamiento. | Juan Plaza

A los jugadores del Gijón Basket José Antonio López y Fernando Fernández Noval, la Liga EBA se les está quedando pequeña. Ambos jugadores encabezan la clasificación de valoración de los tres grupos de la Conferencia A y su actuación ante el Culleredo les sirvió para ser los mejores de la jornada.

José Antonio firmó 23 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias, 3 balones robados y 6 faltas recibidas, con lo que alcanzó una valoración de 41 puntos. Su compañero Fernando firmó un triple-doble ya que anotó 28 puntos, capturó 13 rebotes y recibió 10 faltas, lo que le dio una valoración de 38 puntos.

Son números que envidiaría cualquier americano de la categoría, pero tanto José Antonio como Fernando son asturianos, de Navia y Gijón, respectivamente. Y para Fran Sánchez, su entrenador, “los dos son como mínimo jugadores de LEB Plata”.

El naviego lleva una media de 26,3 puntos de valoración hasta el momento, mientras que la de Fernando es de 23,6. Es cierto que en cifras globales hay varios jugadores que suman más puntos en la clasificación de valoración, pero todos ellos con más partidos jugados, por lo que porcentualmente los dos jugadores del Gijón Basket lideran esta clasificación.

“José Antonio viene de jugar en Plata y es muy versátil porque puede jugar prácticamente en todas las posiciones a excepción de pívot. Nos da mucho en ese sentido, destaca sobre todo su físico porque es muy fuerte y además tiene un muy buen tiro exterior”, analiza el entrenador Fran Sánchez.

Sobre Fernando opina que “llegó a jugar en LEB Oro. No hay jugadores con su físico en EBA; es muy atlético, con un gran tiro de tres, muy buena actitud defensiva y un potencial muy grande en el rebote”. Fernando Fernández Noval podría estar jugando en algún equipo de superior categoría “pero prefiere estar en casa”, indica Fran Sánchez

Una de las claves de la marcha del equipo es, según Fernando Fernández Noval, “la química entre nosotros”. No solo juegan juntos, sino que también comparten piso y aficiones porque a los dos les gusta el surf. De hecho, ayer mismo ambos disfrutaron un rato de las olas de San Lorenzo.

“Está siendo una temporada especial, pero en líneas generales estamos bien”, indica José Antonio, que personalmente se ve “más tranquilo”. “Gijón siempre me ha gustado y además estoy jugando con amigos como Fernando o Charly, hay un cúmulo de cosas que hace que esté muy cómodo aquí”, cuenta. Formado en el colegio Santo Domingo de Navia, pasó buena parte de su trayectoria profesional en Galicia jugando en el Estudiantes de Lugo, con el que llegó a proclamarse máximo anotador nacional de la Liga EBA, lo que le valió varias convocatorias con el Breogán de LEB Oro. También jugó en el Baloncesto León y en el Clavijo. José Antonio no es de mirar las estadísticas y no sabía que la suya había sido la mejor valoración de la última jornada y prefiere destacar el juego de conjunto: “Estuvo bien todo el equipo, Michu al final del partido estuvo muy bien”.

Sin ponerse metas, los jugadores son ambiciosos: “Si no tenemos que parar cada poco y hay una mínima continuidad tenemos un equipo que puede ganar a cualquiera en esta Liga. El objetivo está alto”.

Fernando Fernández Noval lo tiene más claro que su compañero: “Para mí es el objetivo principal, intentar ganar todos los partidos posibles y luchar por acabar primero porque este año solo pasa a la fase de ascenso en primero de cada grupo, no los tres primeros como antes. Así que va a ser mucho más complicado. Pero que vamos a luchar por ello, eso es seguro”.

“Vamos con cuatro partidos ganados y dos perdidos. Y éstos fueron tras sendos parones por el covid-19 y fueron derrotas en los últimos segundos. Desde que vine mi intención es ayudar a que el equipo ascienda de categoría, me encuentro bien a pesar de que es la temporada más rara que he jugado y eso se nota a la hora de estar metido”, prosigue.

Fernando es un auténtico trotamundos del baloncesto con experiencia incluida en una universidad estadounidense, la de Hannibal La Grange en Missouri, donde estudió la carrera. A su vuelta a España jugó en Palencia, Vitoria, Murcia, Ávila, Cáceres, Oviedo, un año en Italia, Murcia de nuevo y ahora cumple su segunda temporada en las filas del Gijón Basket. “Es la primera vez que juego dos años seguidos en el mismo club”, reconoce Fernando.

Por sus manos pasan buena parte de las opciones del Gijón Basket de luchar por el ascenso. El equipo empezó bien la temporada y solo piden un mínimo de continuidad en los próximos meses.

Compartir el artículo

stats