Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelco en el Avilés: el club frena la llegada al banquillo de Dani Borreguero y sopesa otras opciones

La entidad suma pólvora en el ataque con los fichajes del medio belga Luca Napoleone y el delantero guineano Moussa Camara

Moussa Camara en su etapa en el CF Salamanca.

Moussa Camara en su etapa en el CF Salamanca.

El Real Avilés, que tenía avanzada la negociación con Dani Borreguero para que se convirtiera en nuevo entrenador del equipo en sustitución de Abraham, congeló ayer la operación para analizar nuevos candidatos al puesto. “Queremos hacerlo todo con cautela porque nos jugamos mucho, el que venga tiene que acabar la temporada”, asegura el propietario del club blanquiazul, Diego Baeza, que dice tener multitud de currículos encima de la mesa.

Lo único que ayer podía garantizar el dirigente de la entidad avilesina, que el lunes pactó con Abraham que dejara de dirigir a la primera plantilla, aunque seguirá vinculado, era que el entrenador será “de aquí, una persona de toda la vida, aunque se nos han ofrecido muchos entrenadores de fuera”.

Dani Borreguero sigue siendo una de las opciones, apunta Baeza, pero ha quedado en segundo plano. El barcelonés, ex jugador de Sporting, Colunga, Gijón Industrial y Llanera, y de otros clubes de fuera de la región, entrena ahora mismo al juvenil del Llanera y fue el elegido en primera instancia: con él se llegaron a negociar los términos del contrato y solamente faltaban por cerrar algunos detalles, entre ellos la desvinculación del club llanerense.

Algo que no iba a ser ningún problema, como asegura el director deportivo arlequinado, Miguel López Cedrón: “Nuestra idea siempre pasa por no limitar la salida a un futuro mejor a ningún jugador ni a ningún entrenador”.

Sin embargo, el Avilés enfrió ayer el relevo en el banquillo. “Merece la pena esperar un día más, vamos a estudiar las opciones que tenemos”, explica Diego Baeza. Mientras frenaba el aterrizaje del nuevo entrenador, el club aceleró la renovación de su plantilla con la llegada de dos futbolistas de marcado carácter ofensivo, Luca Napoleone y Moussa Camara, para acompañar a Natalio.

Napoleone, centrocampista belga de 1,81 y 27 años, viene con referencias de tener llegada al área y gran golpeo de balón. Procede del Olympic Charleroi de la Primera División Nacional belga, equivalente a la Segunda B española. El futbolista ya se encuentra en Avilés y está en forma, aunque su debut está pendiente de que llegue el transfer. Por su parte, Camara, delantero guineano de 25 años y también 1,81, destaca por sus cualidades físicas. Llega del FC La Unión Atlética de Murcia, de Tercera, y con anterioridad jugó en el San Sebastián de los Reyes, Villanovense, CF Salamanca y Cartagena, de Segunda B, y Alcobendas y Leganés B, de Tercera.

El Avilés confía en que las dos fichas estén disponibles para el partido del domingo frente al Mosconia. Diego Baeza no descarta más incorporaciones “si sale algo interesante”.

Compartir el artículo

stats