Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hockey sobre patines: El Cuencas Mineras empieza su Liga en OK Liga Femenina

El equipo entrenado y presidido por Pedro Rey arranca este fin de semana la segunda fase en la que peleará por la permanencia

Un partido del Cuencas Mineras

Un partido del Cuencas Mineras Luis Velasco

El Ene Oposiciones Cuencas Mineras es un equipo acostumbrado a pelear, al que todo lo que ha conseguido le ha costado mucho sudor. Por eso, lo que le viene a continuación, la segunda fase, en la que están entre los equipos que lucharán por evitar el descenso, es una pelea que afronta con entereza y con muchas esperanzas a pesar de la dificultad, puesto que bajan cinco de los ocho equipos en liza. Los resultados conseguidos en la primera fase contra los equipos encuadrados en el grupo que luchará por la permanencia se mantienen y eso permite al Cuencas Mineras comenzar en tercera posición, entre los que se salvarían en estos momentos.

“Todos los partidos son ahora finales, la ventaja es que comenzamos bien situadas”, explica el presidente y entrenador del club, Pedro Rey, que reconoce que esperaba haber acabado algo mejor esta temporada. “No está mal, pero teníamos aspiraciones de acabar un poco más arriba, pero entre todos los problemas derivados del coronavirus y las lesiones que hemos tenido ha sido muy complicado; esta temporada parece que nos miró un tuerto”, añade.

El rival con el que comenzarán la competición, aún no está confirmado si el sábado o el domingo, es el Vilanova y, como casi todos los de esta segunda fase, lo previsto es que sea un partido muy igualado. El único al que se ve un poco por encima es al Vila-Sana, cuyo objetivo era haber estado en el grupo de arriba y que comparece en esta segunda fase con mucha ventaja de puntos con sus rivales. La temporada del covid ha sido tan dura que hasta tuvieron que disputar un partido ante el Manlleu con solo cuatro jugadores, además de la portera, completando la convocatoria con dos niñas de la cantera. “Muchas veces piensas en abandonar porque es todo muy problemático, apenas hay apoyo privado, el público es completamente insuficiente y, además, es un deporte caro”, lamenta.

Problemas que se multiplican ante la competencia que tienen, en su mayoría de equipos catalanes, donde, explica Rey, los apoyos son mucho mayores: “Las aportaciones son allí mucho mayores, solo con el dinero que le da la provincia al Vila-Sana nosotros podríamos ser el Telecable”. Le bastaría a Rey con que les ayudarán con los desplazamientos, que les suponen 30.000 euros cada temporada. Una de las cosas que más duele a Rey es el escaso apoyo del Principado: “La Dirección General de Deportes lleva con el presupuesto para clubes de alto nivel congelado diez años, es una vergüenza. A nosotros nos tocan 14.000 euros”.

Otra cosa que duele enormemente al presidente del Cuencas es la falta de apoyo para que al menos haya instalaciones donde germinen nuevos equipos y puedan salir más jugadores: “Habrá nueve clubes de base de hockey sobre patines, que tengan equipos femeninos tres, y no hay más clubes porque no hay más instalaciones, tenemos las mismas desde hace 30 años. En La Corredoria, en Oviedo, hay un club con más de 100 niños que tiene una pista que no tiene ni vestuarios”.

Y, a pesar de todo, la cantera, al menos la del Cuencas Mineras, sigue dando frutos: “Tenemos un equipo regional muy joven, con 3 o 4 niñas que podrían llegar muy arriba. Para eso es necesario que no desaparezcan clubes como el nuestro. De lo contrario, la mejor se irá al Telecable y las demás lo dejarán”.

Compartir el artículo

stats