El colectivo arbitral asturiano mantuvo su buen nivel de los últimos años en una temporada que, como es lógico, también acusó los efectos de la crisis sanitaria que están afectando a toda la sociedad.

El presidente del Comité Técnico de Árbitros, José Manuel Suárez, agradeció la promoción que para el fútbol suponen los premios de LA NUEVA ESPAÑA y tras expresar su felicitación “a todos los premiados”, reconoció que la pasada temporada “fue muy atípica y compleja y a los árbitros nos afectó como al resto de estamentos. Fue complicado, pero tuvimos suerte y al final se pudieron jugar los play-off de ascenso en Segunda B y Tercera. Se hizo con muchas medidas de seguridad y todos los implicados: Federación, clubes, jugadores, técnicos, árbitros y espectadores, fueron muy responsables”. Y añadió: “Al final se pudo salvar la temporada, aunque fuera en formato exprés. Fue un mal menor y no hay motivos para quejarnos; más después de ver las graves consecuencias de la pandemia. Ahora está todo más normalizado, aunque siguen las restricciones, y lo que tenemos que hacer es acatar las decisiones de las autoridades sanitarias y desear que pronto se pueda volver a la normalidad”.

Pablo González Fuertes. Julián Rus

Suárez califica como buena la temporada para el colectivo arbitral asturiano. “Mantuvimos el árbitro que teníamos en Primera División, Pablo González Fuertes. En Segunda, se produjo el descenso de Areces Franco, que pasó a formar parte del VAR. Se mantuvieron Judit Moreno y Víctor Hugo Fernández como asistentes de Segunda División, mientras que se produjo el ascenso del asistente Israel Bárcena a Primera División y el de Eliana Fernández González a Segunda”. En cuanto a Tercera División, Eduardo Rodríguez García y Diego Valdés Díaz fueron los que ascendieron de categoría”.

Por su parte, Pablo González Fuertes, el único árbitro asturiano de Primera División, destacó que “es un privilegio recibir este galardón. Los premios de LA NUEVA ESPAÑA son un referente a nivel regional desde hace muchos años y, aunque estamos viviendo un año muy difícil, estoy encantado de poder recibirlo en la sede de la Federación Asturiana en la que nos sentimos todos representados”.