Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paso de gigante del Caudal ante el Avilés

Un gol en propia en un córner doblega a los de Luis Rueda y acerca a los mierenses a la fase de ascenso

Guille y Keko Hevia pugnan por el balón. | Juan Plaza

Guille y Keko Hevia pugnan por el balón. | Juan Plaza

Caudal Deportivo: Javi Porrón (2); Robert (2), Omar (1), Pelayo Pedrayes (1), Keko Hevia (2); Otía (2), Mendi (1), Jandrín (2), Cristian (2); Caique (2) y Borja Navarro (2).

Cambios: Damián (1), min. 75, por Jandrín. Coutado (s.c.), min. 84, por Cristian. Keko Roza (s.c.), min. 90, por Borja Navarro.

Real Avilés: Davo Armengol (2); Pato (2), Prendes (1), Alburquerque (2), Pereira (1); Alagy (1), Félix Sanz (2), Joao Bravo (2), Guille (1); Cedric Mabwati (2) y Natalio (1).

Cambios: Rafa (1), min. 46, por Guille. Beneitez (1), y Luca Napoleone (1), min. 66, por Pereira y Alagy.

El gol: 1-0, min. 58: Joao Bravo, en propia portería.

Árbitro: Muñoz Suárez. Amonestó a los locales Javi Porrón y Jandrín, y a los visiantes Alburquerque, Pato y Rafa.

Hermanos Antuña: En torno a un centenar de espectadores. El partido comenzó 10 minutos tarde sobre el horario previsto.

Uno de los duelos más repetidos en Tercera División vivió ayer un nuevo capítulo en el Hermanos Antuña. Y lo hizo con ambos conjuntos peleando por meterse en la fase de ascenso a la nueva Segunda División RFEF, que se creará el próximo año. Un solitario gol en propia, en un córner botado por el brasileño Caique y desviado a la red por el realavilesino Joao, decidió el partido para los mierenses, que supieron sufrir en los últimos minutos del choque para aguantar el resultado. La victoria de los de Chuchi los coloca segundos en la tabla, superando a los avilesinos, que tendrán que luchar con el Llanera por entrar en la zona noble.

El equipo de Luis Rueda salió muy intenso al choque, y en los primeros minutos se hizo dominador con un juego directo, buscando la velocidad de sus puntas y extremos, especialmente de Joao Bravo y de Mabwati. Ambos generaban sensación de peligro y fue el primero el que pondría a prueba a Javi Porrón con un disparo tras una buena jugada colectiva de los de la villa del Adelantado en el minuto 13. Tardaron algo más en entrar en el choque los hombres que hoy dirigía Chico Villanueva desde el banquillo, al estar Chuchi sancionado. Apostó por el mismo once que ante el Navarro, con Keko Hevia en el lateral izquierdo, Robert en el derecho y Cristian ocupando posición de extremo, en lugar de en la punta. No fue hasta el 26, con un remate de Caique a una buena jugada de todo el equipo, cuando los mierenses tratarían de inquietar a Davo Armengol.

El partido se fue nivelando, y ambos equipos dispusieron de alguna ocasión tímida, como un disparo de Guille que atrapó Porrón, en el 31 por los visitantes, o una buena falta botada por Caique que nadie llegó a rematar en el 33 para el Caudal.

Al borde del descanso llegaría la jugada polémica del choque, cuando Cristian entraba por izquierda y fue derribado dentro del área por un defensa, una acción altamente protestada por los caudalistas, ya que el árbitro optó por dejar seguir el juego.

Tras el paso por vestuarios, el Caudal evidenció la mejoría que venía demostrando conforme pasaban los minutos, haciéndose dominador de la pelota. Y_gracias a ese dominio, llegaría el córner que les permitió ganar el partido. El “19” del Caudal colocó con mimo la pelota. Caique impactó con el interior de la bota para dirigir el esférico con rosca al primer palo. El balón pasó entre varios jugadores y botó, envenenándose y colándose en la meta de Davo. El colegiado reflejó en el acta que la había tocado el visitante Joao. Corría el minuto 58.

Un tanto que, más allá de afianzar el juego local, dio alas a los visitantes, que se lanzaron en busca del empate. Rueda dio un giro al equipo con la entrada de Beneitez y Luca Napoleone, retirando entre otros a Pereira, que estaba cumpliendo en el lateral, y modificando el esquema.

Los avilesinos ganaron en profundidad, especialmente por banda derecha, a donde dirigían la mayoría de sus ataques, que chocaban frontalmente con una ordenada defensa del Caudal Deportivo, que se veía amenazada casi constantemente por las arremetidas de Cedric Mabwati. El “10” de los blanquiazules tuvo un par de acciones que llevaron el “uy” a la grada del Antuña. También Natalio, en el minuto 78, con un fuerte disparo que casi sorprende a Javi Porrón.

Y_en el 80 pudo sentenciar el Caudal a la contra. Una gran combinación entre Borja Navarro y Cristian acabó con un centro de este último que Damián, solo ante Davo Armengol, no supo resolver. Su potente disparo lo repelió el meta de forma magistral. Al no sentenciar, los caudalistas terminaron sufriendo, pero resistieron. Los avilesinos siguen dependiendo de sí mismos, pero llegar a la fase de ascenso se ha vuelto muy caro.

Compartir el artículo

stats