Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto

La fría aventura de Rubiera: el jugador de baloncesto gijonés ficha por un equipo de Islandia

El escolta deja el Aquimisa salmantino, de la LEB Plata, y se incorpora al Breidablik: “Me atrae”, dice

Alejandro Rubiera, en su etapa en el Gijón Basket

Alejandro Rubiera, en su etapa en el Gijón Basket Ángel González

El gijonés Alejandro Rubiera emprende hoy una nueva aventura baloncestística, probablemente la más arriesgada de su trayectoria deportiva ya que acaba de fichar por el Breidablik, equipo de la segunda división de Islandia.

“Estaba jugando en Salamanca en LEB Plata, pero hace unas semanas el club y yo llegamos a un acuerdo de desvinculación y estaba buscando un equipo para acabar la temporada. Me surgieron varias opciones en España y alguna más en el extranjero, pero esta es la que más me gustó”, confiesa el jugador preparando las maletas para el viaje. Una aventura que Rubiera emprende con ilusión y dispuesto a probar en una liga desconocida para la mayor parte de los aficionados.

Alejandro asegura que “he firmado un contrato con uno de los mejores equipos de la segunda división y que tiene como objetivo ascender a primera. Creo que tiene un buen proyecto y por eso acepté la opción”. El escolta gijonés se ha informado debidamente de la liga que va a jugar a partir de ahora, “les queda la recta final de la temporada y marchan segundos. El primero asciende de manera directa y luego para la segunda plaza de ascenso hay un play-off. Ahora mismo tendríamos que jugar ese play off. La liga acaba el 12 de abril, pero con el play-off se prolongará hasta junio” indica, “hay opciones de ser primeros; de hecho, el que sería mi segundo partido allí será contra el que va primero. A ver que pasa”.

Rubiera comenzó la temporada en el Aquimisa Carbajosa, equipo que figura en el mismo grupo que el Círculo Gijón, en el que también jugó, como lo hizo en el Gijón Basket con anterioridad.

“En Salamanca la temporada empezó bien, pero enlazamos una racha negativa y el entrenador que me fichó ya no está. También se fueron algunos jugadores y vi que ya no pintaba mucho allí, así que llegamos a un acuerdo para irme yo también. Yo estaba muy contento en el Aquimisa Carbajosa, me trataron muy bien y les estoy agradecido por ello”, asegura el jugador que en ningún momento se planteó volver a alguno de los clubes de su ciudad. “Aquí en Gijón no tuve contacto con ninguno porque creo que no es lo que yo busco ahora. Esta oferta de Islandia es la que más me atraía”, asegura.

No es la primera vez que Alejandro se va lejos. A los 15 años, y tras haber sido internacional con España en las categorías sub-14 y sub-15, se marchó a Estados Unidos para estudiar y jugar. Lo hizo en Veronia Loggers Varsity, en el estado de Oregón. Allí hizo una gran temporada en la que promedió más de 22 puntos por partido, siendo su mejor encuentro el jugado ante Westside Christian en el que se fue a los 41 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias en 36 minutos de juego. En Liga EBA debutó con el Grupo Covadonga y también jugó en el Pozo Sotón, pero donde más destacó fue en el Gijón Basket, con el que promedió más de 14 puntos por partido.

“En casa piensan es que es un poco una locura, pero Islandia es un país que no tiene coronavirus y en principio solo voy para dos meses, aunque tengo un contrato que si subimos renovaría por otra temporada. Pero es algo que si pasa ya valoraría en su momento”, señala.

Rubiera afronta una nueva experiencia y lo hace con la confianza de poder ayudar a su nuevo equipo a lograr el objetivo.

Compartir el artículo

stats